fcb.portal.reset.password
Sada, celebrando la Liga del 2012 en el Palau

Sada, celebrando la Liga del 2012 en el Palau. FOTO: MIGUEL RUIZ - FCB

A veces, el presente no nos deja ver el valor de las cosas, las trayectorias de los equipos y lo que han llegado a hacer o están haciendo en el mundo del deporte. Y es que el Barça de baloncesto disputará contra el Real Madrid, su 16ª final consecutiva -todas bajo las órdenes de Xavi Pascual- en competiciones ACB (Supercopa, Liga y Copa) y la 8ª final de Liga consecutiva (2007, 08, 09, 10, 11, 12, 13, 14), lo que nadie nunca ha podido hacer y mucho menos acercarse. Y es que es el propio Barça, esta vez con Aíto, quien de 1986 a 1991, llegó a seis finales consecutivas. El equipo que le sigue en la clasificación es el Joventut de Badalona con cuatro (1990, 91, 92, 93) y el Real Madrid tiene el récord en tres veces consecutivas. La hegemonía azulgrana es evidente y ahora sólo hay que sumar un título más de Liga.

24ª final entre blancos y azulgranas

En la época moderna, en competición ACB, el Barça y el Madrid se han enfrentado un total de 23 veces en finales ACB. El balance es favorable para 12-11 a los catalanes, que han sido los más laureados en los últimos años en la competición estatal. Eso sí, esta final ha de servir para igualar el récord de las finales en la Liga, que de momento es favorable al conjunto blanco por un total de 6-5.

Además, en esta final se resolverá la igualdad que tienen los dos equipos en partidos de play-off. Se han visto las caras en 60 ocasiones y el balance es de 30-30, con un 18-13 de los azulgranas en el Palau. Por lo tanto, quien se lleve la final terminará con un balance positivo.

Finales a domicilio

El primer equipo en la historia de la Liga ACB que ganó una final a domicilio fue el Barça de Aíto. La temporada 1996/97 el Barça de Karnisovas, Mustaf, Djordjevic o Xavi Fernández, entre otros, fue capaz de vencer en el 5º y definitivo partido de la serie en Madrid por 69-82 con un joven y actor inesperado que fue nombrado MVP de la final: Roberto Dueñas. Este 2014, con la igualdad que se espera entre los dos equipos, no es descabellado pensar en una final a cinco partidos, al igual que ocurrió en 2012 y 2013.

La temporada 2008/09, también en campo contrario pero contra el Laboral Kutxa, los azulgranas también lograron una Liga ACB con el factor pista en contra en la final (1-3).


Volver arriba