fcb.portal.reset.password

Navarro supera por velocidad a Aldemir en una acción del partido. FOTO: GERMÁN PARGA - FCB

Los expertos siempre dicen que el primer partido de los cuartos de final de la Euroliga es el más peligroso. Por la presión que tiene el equipo de casa de vencer, porque el visitante tiene más a ganar que a perder y porque un mal inicio de partido te puede acabar condenando. El Barça ha sabido superar estas premisas y ha tenido que sudar para dar la vuelta a un partido que se vislumbraba complicado en los primeros veinte minutos. El 88-61 final no demuestra el trabajo que ha tenido el equipo de Pascual para sumar el primer triunfo de los cuartos. Quedan dos para estar en Milán.

Del show de Arroyo…

El Barça ha sufrido en los primeros compases del partido. El rival, menos presionado que el local, ha salido sin complejos con un 0-9 inicial muy difícil de igualar gracias al talento de Arroyo y el físico de Aldemir. Aunque quedaba un mundo, no es nada fácil ir a remolque en la Euroliga. Pascual ha tenido que pedir un tiempo muerto para detener la sangría y para ordenar sistemas que hicieran entrar los catalanes en el partido. Navarro ha anotado, pero Arroyo ha hecho de las suyas como y cuando ha querido. El base puertorriqueño ha sido una pesadilla para la defensa catalana hasta el 14-21 del primer cuarto.

…al espectáculo de Pullen

Y es que con 25-31 en el marcador, Pascual ha dado la alternativa a Pullen. El base estadounidense, un anotador puro, ha salido a la pista cargado de confianza con los aplausos del Palau. Y les ha respondido con dos triples y una asistencia genial hacia Dorsey. Con él en pista, parcial de 8-0 a favor de los catalanes, que aún así han visto como un triple de Arslan dejaba el marcador al descanso 33-35. La mala noticia para el espectáculo, la lesión de Carlos Arroyo, que ha salido ovacionado por el Palau.

Dan la vuelta al partido

De nuevo un triple de Pullen, su tercero en poco más de tres minutos en pista, ha dado el liderazgo en el marcador a un Barça que una vez se ha situado por delante se ha hecho suyo el partido. El 47-39 en un tiro de dos de Pullen ha certificado el dominio catalán, que en un santiamén se situó nueve puntos arriba (52-43). Al final del tercer periodo el electrónico dejaba a los catalanes respirar: 59-49.

La primera al sac

Aunque la línea del Barça era ascendente, la baja de Carlos Arroyo ha sido decisiva para un Galatasaray que una vez se ha visto por debajo en el marcador y sin su referente, se ha quedado sin ideas y se ha ido del partido. Oleson, que también quería decir la suya, anotó dos triples consecutivos que han dado 21 puntos de margen (70-49 min 33). En el tramo final de partido, con todo decidido, Pascual ha dado descanso a los jugadores con más minutos pensando ya en la segunda batalla, el próximo jueves en el Palau (21h). Para hacer bueno el 88-61 hay que sumar el segundo punto en el segundo partido.

La ficha del partido

FCB, 88
Galatasaray, 61

FC Barcelona: Huertas (0), Navarro (12), Papanikolaou (4), Lorbek (6) y Tomic (10) –cinco inicial-; Pullen (11), Dorsey (8), Sada (2), Abrines (5), Oleson (11), Nachbar (19)

Galatasaray: Arroyo (14), Markoishvili (3), Hairston (6), Erceg (4) y Aldemir (9) –cinco inicial-; Akyol (1), Mensah-Bonsu (), Macvan (4), Guler (0), Arslan (9), Dudley (6), Domercant (0)

Parciales: 14-21, 19-14, 26-14, 29-12

 

Volver arriba