fcb.portal.reset.password
Dorsey, machacando en una jugada del partido

Dorsey, machacando en una jugada del partido. FOTO: VÍCTOR SALGADO - FCB

[[DES_1]] Terminar como el tercer mejor equipo de Europa tiene su mérito, pero no supone ningún título, ninguna medalla. El FC Barcelona ha superado de forma clara al CSKA de Moscú en la final de consolación, en el partido por el tercer cuarto puesto de la Final Four de Milán (93-78). En un partido en el que lo único que había en juego era el honor y el orgullo, los de Pascual han ido de menos a más para acabar con buen sabor de boca un fin de semana que querrán olvidar pronto. Juan Carlos Navarro, con 20 puntos, ha sido el azulgrana más destacado en un encuentro que ha de ser el inicio de la recuperación catalana para el tramo final de temporada.

De menos a más

La entrada a un partido de estas características es complicado, difícil. Los pensamientos todavía están centrados en las semifinales y el arranque del Barça no ha sido bueno (2-8). Antes de que el partido se complicara, Xavi Pascual ha pedido tiempo puertos para serenar a los suyos y ha transmitido la confianza necesaria para, poco a poco, entrar en un encuentro en el que la tensión competitiva es mucho menor (12-14). El CSKA de Messina, muy acertado, ha seguido a su dificultando el trabajo de los catalanes (13-20), pero al final del primer periodo las fuerzas se han igualado (21-24).

[[DES_2]]

Aparecen Navarro y Lampe

Con el paso de los minutos el juego del Barça ha sido más auténtico, más suyo. Y es que la aparición de Juan Carlos Navarro en escena y de Maciej Lampe ha cambiado el signo del partido. El polaco, con dos triples seguidos, ha avanzado a los de Pascual (32-28) y las canastas de Navarro, que anotó 10 puntos en el cuarto, han dado a los azulgranas la máxima del partido, nueve puntos (44-35, min 17). Los de Messina, sin embargo, no se han ido en ningún momento del encuentro y han aprovechado varios errores catalanes para recortar la distancia. Al descanso, 50-47 a favor del Barça.

Buena dinàmica y récord de Navarro

En la reanudación, Navarro ha seguido siendo el protagonista. Además de seguir anotando, ha dejado varias perlas en ataque que han levantado los aplausos del público. Además, su punto número 20 de la tarde ha supuesto diez puntos de ventaja para el Barça (65-55, min 25) y un récord para él. Y es que ha sido su 31º triple en la historia de la Final Four, superando los 30 de Holden. Con el 69-61 se llegó al último minuto del tercer período, pero un triple estratosférico de Pargo ha cerrado el cuarto con un ajustado 69-64.

Final cómodo

En el tramo final del partido el Barça se ha sentido a gusto, ha jugado como mejor sabe hacerlo. Cuando mandan en el marcador los de Pascual son muy difíciles de superar y han marcado territorio con el 79-70 del minuto 34. Lampe ha seguido trabajando en ataque (17 puntos) y Dorsey se ha multiplicado en defensa para detener un CSKA que no encontraba su momento. Un triple de Marcelinho ha dado un +12 a los catalanes (82-70) y Messina pidió tiempo muerto.

En los últimos compases el CSKA ha reducido la ventaja azulgrana, pero ya estaba todo decidido. El 93-78 ha permitido que los de Pascual hayan terminado la Final Four siendo el tercer mejor equipo de Europa y demostrando que lo que pasó el viernes contra el Real Madrid fue un accidente. Ahora, a por la Liga.

LA FICHA DEL PARTIDO

FCB, 93
CSKA, 78

FC Barcelona: Huertas (7), Oleson (8), Papanikolaou (7), Nachbar (9) y Tomic (6) –cinco inicial-; Dorsey (9), Sada (2), Abrines (3), Navarro (20), Todorovic (0), Hezonja (5), Lampe (17)

CSKA: Teodosic (6), Weems (8), Khryapa (2), Vorontsevich (7) y Kaun (13) –cinco inicial; Micov (7), Fridzon (7), Pargo (9), Krstic (11), Hines (8)

Parciales: 21-24, 29-23, 19-17, 24-14

El Maccabi, campeón de la Euroliga

El Maccabi Tel Aviv se ha proclamado campeón de Europa de Clubes tras superar en la gran final de la Euroliga al Real Madrid por 86-98 en la prórroga. Rice, con 26 puntos, y Hickman, con 18, los máximos anotadores del equipo de David Blatt, que gana la Euroliga nueve años después.

Volver arriba