fcb.portal.reset.password

Los jugadores subiendo al avión esta mañana en Belgrado / FOTO: FCB

Sin freno. Así está siendo la dinámica de estos tres últimos partidos, cuatro con el de mañana, que ha tenido que 'sufrir' el FC Barcelona lejos del Palau Blaugrana. Como ya sucedió cuando el conjunto barcelonista se las vio en Europa contra el CSKA en viernes y en menos de 48 horas se las veía con el CB Canarias... Ahora pasa exactamente lo mismo, pero lejos de casa. En este caso, los de Pascual vienen de jugar un partido a las 20.45 horas de un jueves, para volver a hacerlo en menos de 48 horas después en la pista del antiguo Obradoiro, el ahora Rio Natura Monbús.

Poco descanso, largo viaje y un entrenamiento

A los jugadores, después de un partido que se juega tarde y se cena más tarde aún, les cuesta conciliar el sueño. Esta noche lo han hecho por espacio de pocas horas, ya que a las 7.15h ya tocaba diana para levantarse y estar media hora más tarde desayunando. A las 08.15 horas el equipo, jugadores, cuerpo técnico, staff, secretario técnico, directivo responsable de la sección y miembros de la comisión deportiva, han enfilado el camino hacia el aeropuerto de Belgrado, donde les esperaba el chárter que ha terminado despegando a las 9.45h.

Más de tres horas y media después el avión ha aterrizado en el aeropuerto de Santiago de Compostela. El vuelo ha sido mayoritariamente aprovechado para dormir, salvo alguna excepción como Mario Hezonja o Victor Sada. El resto han descansado tras el esfuerzo del partido de la noche pasada. El cuerpo técnico, sin embargo, no ha descansado ni un momento, aprovechando para ponerse al día del próximo rival con los detalles a comentar posteriormente en la charla técnica de la tarde.

El equipo ha llegado al Fontes do Sar alrededor de las cinco y media de la tarde, después de haber merendado ligeramente y haber comentado aspectos del encuentro de mañana sábado. El entrenamiento, de una hora y media de duración aproximada, ha servido para relajar músculos y para trabajar sobre el parquet del pabellón donde mañana por la noche se jugará la séptima jornada de la Liga Endesa algunos detalles del rival.

Tomic y Papanikolaou, contentos con la imagen del equipo en el Pionir

Tomic

"Llegamos aquí en un buen momento. Es muy importante ganar en la Liga Endesa tras un triunfo en la Euroliga. Este es un campo muy difícil, lo tenemos fresco de la temporada pasada que fue súper difícil, pero tenemos que ganar."

Papanikolaou

"Creo que hicimos un gran partido en Belgrado pero eso ya es historia. Ahora toca prepararse para volver a jugar la Liga española. La mayoría de jugadores están cansados después del esfuerzo de ayer. Sabemos que nos toca jugar en menos de 48 horas pero esto es baloncesto profesional y hay que dejar esas cosas de lado y estar listos para el siguiente partido porque después de perder en Bilbao no sería bueno volver a hacerlo para nuestras aspiraciones a final de temporada."

Volver arriba