fcb.portal.reset.password

Oleson, uno de los jugadores que jugó la final de la Supercopa a principios de octubre / FOTO: ACB

Llegadas estas fechas navideñas ya se ha convertido en tradición el súper clásico entre el Real Madrid y el FC Barcelona. Si la temporada pasada fue en el Palau, con un partido estelar de Juan Carlos Navarro -autor de 33 puntos-, ahora toca jugar en el Palacio de los Deportes de la Comunidad de Madrid. Más de 12.000 espectadores llenarán el recinto madrileño que espera un triunfo de un equipo que todavía no sabe lo que es perder esta temporada. La piedra en el camino, sin embargo, se llama FC Barcelona.

Cómo llega el Barça

Los azulgranas llegan bien. Son conscientes de dónde jugarán, pero no les asusta el reto, ya que por encima de todo son jugadores del FC Barcelona, un equipo acostumbrado a luchar en grandes batallas, y la de esta tarde a las 19.00 horas (La1 y Orange Arena) será un nuevo ejemplo.

Tras el último tropiezo en la pista del CSKA de Moscú, los hombres de Xavi Pascual han sabido encontrar la tecla de la regularidad y la solidez encadenando cuatro triunfos consecutivos. Es cierto que los rivales con los que se ha visto las caras –salvo el Herbalife Gran Canaria- no estaban bien clasificados, pero el hecho de saber mantener el umbral de concentración alto en estos enfrentamientos también les otorga un punto a favor.

Con la regularidad y este punto de solidez que les faltaba a principio del ejercicio 2013/14, frente a los canarios, como en muchos otros partidos jugados este año, ya se encontraron en numerosas situaciones con tiros abiertos que no entraron. Es esta falta de acierto de cara a canasta uno de los aspectos en los que más se trabaja entrenamiento tras entrenamiento para que se traduzca en puntos en los partidos.

Deportivamente hablando, todos los jugadores han viajado a Madrid. Marko Todorovic aún arrastra molestias en el músculo oblicuo, pero la última palabra la tendrá Xavi Pascual que deberá decidir quiénes son los jugadores que descansarán este domingo en el Palacio de Deportes de la Comunidad de Madrid.

El rival

El Real Madrid es, a priori, el gran favorito al partido de hoy. Está invicto, juega en casa y lleva una racha espectacular de 24 triunfos y ninguna derrota sumando todas las competiciones que ha disputado esta temporada. En la Liga Endesa, que es lo que nos ocupa ahora mismo, lleva 12 triunfos en 12 partidos, el último un poco más sudado en Badalona ante el Joventut (68-72).

El conjunto blanco juega un baloncesto alegre y anota muchos puntos en la mayoría de sus enfrentamientos. Si hay un jugador, sin embargo, que está en estado de gracia y que es el que lidera al equipo por encima de los Rudy, Llull o Felipe, este es el ex jugador de Estudiantes y ex NBA Sergio Rodríguez. Se trata de un base que ha sabido adquirir la madurez necesaria para dirigir a un equipo grande como el Real Madrid. Ahora, Rodríguez tiene ese punto de pausa necesario que le hace ser menos impulsivo que antes y estar mucho más al servicio del equipo.

Datos curiosos

175 ocasiones se han enfrentado en partido de Liga estos dos equipos. El Real Madrid ha ganado 94, el FC Barcelona 80 y en 1974 empataron a 85.

Será el duelo 87 entre Real Madrid y FC Barcelona en la capital de España. De momento el balance es favorable a los blancos por 56-30.

Será el clásico número 51 de Juan Carlos Navarro en la ACB. Igualará a Epi y Jiménez.

Será el duelo 39 de Xavi Pascual ante el Real Madrid. Hasta ahora el balance es de 23-15 a su favor.

Volver arriba