fcb.portal.reset.password

CSKA, uno de los rivales más complicados de la Euroliga

Hablar del CSKA de Moscú es hablar de una de las grandes potencias del baloncesto europeo. El ex conjunto del ejército ruso es un equipo hecho para ganar. Para ganar el campeonato ruso, en el que no encuentra mucha oposición, a pesar de la irrupción de conjuntos como el Kimkhi o el Unics Kazan en las últimas temporadas, y para ser fiel a la cita de la Final Four.

Con un equipo eminentemente físico en el que destacan jugadores rápidos, buenos penetradores y con buena mano desde el perímetro, el conjunto de Messina está llamado a hacer grandes cosas este año, aunque de momento no ha terminado de romper ninguno de los partidos que ha ganado en Europa. En la pista del Nanterre sólo pudo resolver el encuentro al final (59-62) y ante el equipo de Kiev sólo resolvió por cinco puntos y al final también (72-67).

Seis Copas de Europa

Ganador de seis Copas de Europa (dos de ellas ya en formato Euroliga), los rusos dominaron el panorama baloncestístico de la década de los 60 a los 70 con tres títulos (1961, 1963 y 1969) y volvió a ser campeón del 1971. Después de muchos años sin ser lo más alto del baloncesto europeo ya volvió totalmente desvinculado del ejército ruso y con jugadores de primer nivel norteamericanos y de otras nacionalidades. Así, con Ettore Messina en el banquillo ganaron las Euroligas de 2006 y 2008.

Fichajes de primer nivel

Esta temporada, tras quedarse a las puertas de la Final de la Euroliga pasada -ganaron al Barça en la lucha por el tercer y cuarto puesto-, los rusos, comandados por Ettore Messina de nuevo -el italiano cumple su segunda temporada de esta segunda etapa-, vuelven a la carga con un equipo muy competitivo y lleno de talento.

Con dos fichajes de primer nivel como los estadounidenses Pargo - exMaccabi- y Hynes -exOlympiacos- , y la incorporación de Vitaly Fridzon -procedente del Kimkhi- el CSKA es un equipo más consistente que el de la temporada anterior. Si a estos hombres les sumamos Teodosic, Jackson, Krstic, Weems o Kaun, el cocktail resultante es bastante explosivo.

Volver arriba