fcb.portal.reset.password

Abrines, atendiendo a los medios este lunes. FOTO: GERMÁN PARGA - FCB

A tres días de la semifinal de la Final Four contra el Real Madrid en Milán (21 h) Álex Abrines comenta para www.fcbarcelona.cat cuál ha sido su evolución desde que llegó al Barça, qué sintió el pasado sábado tras de ser el gran protagonista contra los blancos en la Liga Endesa y también qué deben esperar los aficionados del Barça del equipo en Milán.

Llegó en verano de 2012, con 18 años, y comentaba que tenía que mejorar en todo. Casi dos años después, ¿qué diferencia hay entre uno y otro?

He dado un paso adelante en todos los aspectos, tanto defensivo como ofensivo. Defensivamente he entendido cómo quiere Xavi Pascual que defendemos y en ataque he aprendido de todo, entrenando con el Juan Carlos, movimientos que antes no tenía y que ahora tengo. La confianza que tengo ahora no es la del año pasado.

Su proceso de aprendizaje ha pasado de participar poco en el primer año a casi triplicar los minutos esta temporada en la Euroliga. ¿Ya ha superado este proceso?

Aquí en el Barça nunca es fácil para los jóvenes. Todavía estaba un poco verde, no estaba preparado y a medida que iban pasando los entrenamientos y mejoraba tuve mi oportunidad a final de temporada, salió bien, y esto hizo que este año, desde el principio, esté un escalón más arriba.

Tiene 20 años y está a punto de cumplir los 21. ¿Cómo se gestiona el hecho de tener paciencia y no jugar cuando se es joven? Esta espera ha dado sus frutos...

Esto me lo han inculcado mis padres. Siempre he sido una persona tranquila, paciente, que no se pone nervioso, que no quiere más de lo que tiene. Me he criado en un club de Mallorca (La Salle) y ahora que estoy en el Barça valoro mucho donde estoy.

Ahora afronta su segunda Final Four. La temporada pasada en Londres sabía que quizá no jugaba mucho, pero en el partido por el tercer puesto completó un gran partido. ¿Qué aprendió de aquella edición?

Los nervios aparecieron pronto el año pasado y en esta edición seguro que también están al inicio. Es una experiencia única, bonita de vivir, un sueño que no todos pueden vivir y ahora tengo más experiencia, confianza y todo esto me ayudará a hacer un mejor papel en los dos partidos que jugaremos en Milán.

El sábado pasado hizo 20 puntos en 17 minutos ante el Madrid en el Palau. ¿Es una muestra de su potencial?

Ha sido uno de los mejores que he hecho. Ahora juego mucho más concentrado, partidos así no salen todos los días y estoy muy agradecido al equipo porque jugó para mí.

¿Qué debe esperar la afición del Barça del equipo en Milán?

Todo. Lo daremos todo para ganar y vamos a por todas desde el primer día.


Volver arriba