fcb.portal.reset.password

Abrines, en un partido en el Palau / FOTO: Arxiu-FCB

Alex Abrines sigue creciendo, sigue quemando etapas en su aún corta carrera deportiva profesional. Con una previa experiencia en el Unicaja de Málaga, en el que estuvo dos temporadas, el alero mallorquín llegó al FC Barcelona en junio de 2012. Todo el mundo hablaba de fichaje de futuro, de jugador con talento, de uno de esos jugadores diferentes que aparecen de vez en cuando. Él, además de asumir con humildad esta presión añadida, supo tener paciencia. Aprendió de los compañeros y ahora está recogiendo los frutos de un trabajo serio y bien controlado por el cuerpo técnico del FC Barcelona.

Paciencia y saber esperar el momento

Abrines ha sabido tener paciencia. La temporada pasada en la ACB tuvo unos números discretos en los 33 partidos que jugó (30 de Liga regular y 3 de Play- off). El alero de 196 cm tuvo una media de poco más de 10 minutos por partido, en los que obtuvo unos promedios de 3.3 puntos, 1 rebote y doce y veintiuna asistencias. Esto en cuanto a la Liga Endesa. En Europa, a pesar del partidazo que hizo ante el Maccabi en el Palau (terminó con 21 puntos anotados), sus dígitos fueron sensiblemente mejores, pero también discretos: en 15 partidos jugados tuvo un promedio de 5.1 puntos, 01.06 rebotes y 0.3 asistencias.

El '10 'del FC Barcelona, sin embargo, ha sabido trabajar en silencio, valorar mucho a los compañeros que tiene alrededor, aprender de ellos y crecer. Así ha llegado a comenzar a sentirse importante en un equipo que también está en fase ascendente antes de la disputa de la Copa del Rey de Málaga. Sus números esta temporada en la Liga Endesa son: 15 partidos jugados, 20.73 minutos de media, 8.26 puntos por partido, 1.8 rebotes y 1 asistencia por encuentro jugado. En Europa, Abrines ha jugado un total de 13 partidos, 6.6 puntos de media, 1.3 rebotes y 0.84 asistencias por partido.

Belgrado y Sevilla, sus mejores partidos, en cuanto a números

Aparte del gran partido que hizo en la Euroliga contra el Maccabi (4/4/2013), Abrines también ha dado muestras de su gran calidad anotando con facilidad en los enfrentamientos jugados en el complicadísimo Pionir de Belgrado y en Sevilla ante el Cajasol. En un partido francamente perro, de aquellos complicados de jugar y en el que las defensas se impusieron a los ataques, el alero mallorquín emergió en los últimos compases del encuentro para dar la vuelta un marcador adverso y para liderar a los suyos. Asumiendo galones y responsabilidad ante la ausencia de un referente ofensivo en el equipo de Pascual como es Juan Carlos Navarro.

También mejora en defensa

Sus registros numéricos en cuanto a aspectos defensivos del juego también han crecido exponencialmente en este ejercicio 2013/14. Y es que Abrines ha pasado en la Liga Endesa de recuperar un promedio de 0.3 por partido 0.8. En cuanto a la Euroliga, su promedio de recuperaciones por partido fue de 0.7 en los 13 partidos disputados hasta ahora. Además, Abrines también se ha atrevido con los tapones colocando a seis esta temporada en la Liga Endesa (la temporada pasada a siete) y esta temporada, dos contra el Nanterre y uno contra el Unicaja, cuando la temporada pasada también en colocó tres en toda la competición.

Volver arriba