fcb.portal.reset.password

Pascual, en una imatge d'arxiu. FOTO: GERMÁN PARGA - FCB

El partido de este jueves contra el Maccabi Tel Aviv (20:45 horas) tiene muchos alicientes. Desde recibir en el Palau uno de los mejores equipos de Europa, con más historia, hasta poder rendir homenaje a los jugadores que en 2003 lograron la primera Euroliga de la sección. A partir de las 20:20 horas todos los integrantes de la mítica plantilla serán homenajeados por el Palau. "Será un día bonito, un día muy importante. Celebraremos que hace diez años ganamos el título que tanto deseamos. Esperamos que el Palau esté lleno", comentó Xavi Pascual, técnico del Barça Regal.

El entrenador azulgrana recuerda qué supuso para él este trofeo. "La sensación después de ganar es inolvidable porque hacía tiempo que el club esperaba un día como aquel. Tantos años persiguiendo esta meta y la generación de 2003 lo consiguió", explica Pascual, que ha remarcado que "siempre cuesta ganar cuando hay homenajes". Será un día bonito, un día muy importante. Celebraremos que hace diez años ganamos el título que tanto deseamos

Con la victoria en la mente

Una de las claves para llegar aún mejor los cuartos de final de la Euroliga es ganar todos los partidos hasta la cita. "Es el último ensayo antes de los cuartos y será muy importante sumar un triunfo más. Tenemos que salir como sabemos, afrontando el partido al máximo , remarcó Pascual, que también ha comentado el momento de forma del Maccabi. "Desde que vencimos allí han sumado 6 triunfos de forma consecutiva. Es un equipo que todo el mundo pensaba que quedaría eliminado, pero ahora es segundo y está jugando a un gran nivel. Es una prueba de fuego", analizó el técnico de Gavà.

"Ha pasado muy rápido"

Dos de los integrantes del equipo que maravilló en 2003 están en la plantilla actual. Juan Carlos Navarro y Sarunas Jasikevicius consiguieron aquella primera Euroliga hace diez años. "El tiempo ha pasado volando. Diez años ya...realmente tengo ganas de volver a ver viejos amigos. Lástima que no pueda estar Varejao", comentó Jasikevicius, que dice que hay que ganar el partido para seguir preparándose bien. "Los cuartos vienen muy rápido y no tenemos ningún botón que podamos pulsar para jugar más o menos tranquilos", dice el lituano en referencia a poderse dosificar en los próximos partidos.

Finalmente, Jasikevicius ha explicado cómo vivió aquella final mágica en el Sant Jordi. "Aunque no jugué muy bien, porque era mi primera 'Final Four' y estaba nervioso, lo más importante fue ganar. Recuerdo que cada canasta que anotábamos era celebrada como un gol en el Camp Nou".

Volver arriba