fcb.portal.reset.password

Pascual, durante la final de Copa / FOTO: ARCHIVO FCB

El Barça Regal ya se ha ido de vacaciones. A pesar de no ganar la Liga Endesa, los deberes se han hecho y todos los jugadores y el cuerpo técnico están satisfechos con el trabajo del equipo. Ha habido dos títulos: Liga Catalana y Copa del Rey. En Europa, el equipo se colocó entre los cuatro mejores y en cuanto a la competición doméstica los azulgranas se quedaron sin la Liga en un quinto partido en el que dieron la cara.

De menos a más

Ha sido una temporada en la que el equipo ha ido mejorando semana a semana. Xavi Pascual, el entrenador del Barça Regal, ya avisó en Andorra, durante la pretemporada, que el equipo iría creciendo a medida que fuese compitiendo. Después de dos decepciones iniciales en la Liga Endesa, en la que el equipo perdió los dos primeros partidos, el Barça Regal fue hacia arriba. Con algunos tropiezos, pero el nivel de competitividad del equipo fue altísimo.

Las lesiones, una cruz

En una temporada tan larga [los de Pascual han disputado un total de 84 partidos] es habitual que haya problemas físicos. Pero la mala suerte ha sido habitual y a las típicas molestias se han unido situaciones excepcionales, como la de Pete Mickeal, o la lesión antes de la Final Four de un Nate Jawai que jugó muy tocado en Londres y que se tuvo que operar posteriormente.

Aparte de ellos, la fractura del dedo índice de Todorovic, los problemas físicos de Navarro y Lorbek y la costilla rota de Jasikevicius durante el play-off han sido demasiado obstáculos para un equipo que ha sacado el carácter de campeón en el tramo final de Liga para forzar un quinto partido ante uno de los mejores Real Madrid de los últimos años.

Nadie les gana compitiendo

Uno de los aspectos que más ha deslumbrado a Europa del equipo de Xavi Pascual ha sido su espíritu de lucha. A pesar de los problemas y las adversidades, los catalanes crecen en los partidos importantes y nadie les supera en ganas e ilusión. El corazón de un equipo campeón no se puede subestimar nunca, y los que lo han hecho lo han terminado pagando. La Copa del Rey de Vitoria, en el que los de Pascual superaron al Real Madrid en cuartos de final tras dos prórrogas, el Laboral Kutxa en las semifinales y el Valencia Basket en la final son el ejemplo más claro.

No ha sido la mejor temporada en cuanto a títulos, pero sí que ha sido un año de aprendizaje para los recién llegados más jóvenes como Todorovic y Abrines, que han terminado el curso creciendo cada día más. El nuevo reto de la temporada 2013/14 volverá a estar comandado por Xavi Pascual, que ha hecho un trabajo excepcional en su sexta temporada en el banquillo del Palau.

Volver arriba