fcb.portal.reset.password

Navarro, durante un partido / FOTO: ARCHIVO FCB

La imponente victoria conseguida este jueves en Moscú (60-81) demuestra que la línea de este Barça Regal es ascendente. El triunfo en el Khimki Arena supone el triunfo azulgrana más amplio en los veinte enfrentamientos entre ambos equipos, y supera de esta manera los +19 puntos de diferencia logrados en el Palau Blaugrana el 18 de febrero de 1986 (100-81). Es, también, la derrota más severa sufrida nunca por el CSKA como local en la Euroliga.

Crece la anotación

La mejora de los últimos compromisos se explica sobre todo desde el ataque. En los últimos cuatro partidos, el Barça Regal ha firmado un promedio de 83,75 puntos por partido, en el que se ha enfrentado a rivales exigentes como el Partizan, el Caja Laboral y el propio CSKA. En los siete primeros partidos oficiales de la temporada, la media anotadora azulgrana había sido de 73 puntos por partido.

Heroicidad defensiva

En defensa, el Barça Regal consiguió dejar al CSKA en 60 puntos, lo que supone la segunda anotación más baja de los rusos como locales en un partido de la Euroliga (el Partizan ostenta el récord, con 56 puntos recibidos). La última victoria azulgrana en el campo del CSKA data del año 2005, cuando el equipo culé venció por 68-79.

Una más de Pascual

De este modo, se amplía también el número de victorias de Xavi Pascual contra Ettore Messina, uno de los técnicos más laureados del panorama europeo. El técnico azulgrana logró este miércoles su duodécima victoria contra el italiano, que sigue con tres triunfos. El balance de Pascual contra el CSKA es ahora de tres victorias y dos derrotas.


Volver arriba