fcb.portal.reset.password

Jasikevicius, decepcionado. FOTO: GERMÁN PARGA - FCB

Jarro de agua fría. Derrota de las que duelen. Esta vez ha salido cruz y el Barça Regal ha caído en el Palau contra el Panathinaikos por 65-66. Esto supone que los de Xavi Pascual se lo jugarán todo en el OAKA de Atenas, una pista donde es difícil, pero no imposible, ganar. Esta vez Diamantidis ha sido clave y con un triple a falta de ocho segundos para terminar ha dado la vuelta a un final de partido que el Barça parecía tener controlado. Jasikevicius ha tenido el tiro ganador, pero esta vez no ha entrado.

Inicio calcado

Tal y como ocurrió este martes, los primeros minutos de partido han sido para el Panathinaikos, que ha hecho entrar Xanthopoulos en el cinco inicial para desgastar Navarro. Se ha puesto cinco por encima, 5-10, gracias a los puntos en la zona de Schortsanitis y un triple de Maciulis, que se ha aprovechado de las ayudas que la defensa azulgrana tenía que hacer sobre el voluminoso pívot griego. Pero una vez los de Pascual han controlado mejor el pívot, el equipo ha dado un paso adelante también en ataque y dos triples de Sada y Ingles han situado por delante (11-10). Desde entonces y hasta el final del primer cuarto los de Pedoulakis han vuelto a imponer el ritmo y han cerrado los primeros diez minutos con una ventaja de cinco puntos, 11-16.

En el segundo cuarto todo ha cambiado. Como si de la noche a la mañana se tratase. Aunque en los dos primeros minutos el PAO ha dado un susto (11-19), el Barça Regal ha vuelto en escena bajo el efecto Abrines, que con un triple ha tranquilizado el partido. Luego, un dos más uno de Lorbek ha igualado el partido hasta que los azulgranas se han situado por delante gracias a Huertas (26-25). Y antes del descanso, un pequeño golpe de gracia. Jawai y Navarro -que ha hecho una gran canasta en el último segundo- han permitido al Barça irse al descanso con su máxima diferencia hasta el momento, cinco puntos (32-27)

El Barça se estira

Con el objetivo de no volver a sufrir en los minutos iniciales, el Barça ha salido del vestuario con la lección aprendida. Ha corregido ciertos aspectos defensivos relacionados con Schortsanitis, y en un santiamén se situó trece puntos por encima, 40-27. En un partido de esta categoría el rival también juega y el Panathinaikos, con un gran parcial de 5-18 liderado por Gist y Ukic, ha dado la vuelta. De nuevo, Abrines ha vuelto a lucirse y con cinco puntos seguidos dejó el marcador al final del tercer cuarto con 50-48.

Decide Diamantidis

En los últimos diez minutos se ha tenido que sufrir mucho. Con los nervios bien presentes, el Panathinaikos ha logrado sacudirse la presión y situarse por delante con un gran triple de Diamantidis (58-60, min.35). Con un pequeño parcial anotador de Navarro los de Pascual han vuelto a mandar (64-60) y se han hecho fuertes en defensa, pero un triple de Bramos dejó el partido con suspense hasta el final. Diamantidis, en un cambio defensivo, anotó un triple a falta de ocho segundos que ha decidido el partido. Jasikevicius ha tenido el triple ganador, pero ha errado. Con el 65-66 el conjunto griego recupera el factor cancha y será necesario que el Barça Regal gane, como mínimo, un partido para tener opciones de rematar la eliminatoria en el Palau.

La ficha del partido

Barça Regal, 65
Panathinaikos, 66

Barça Regal: Sada (6), Navarro (20), Ingles (3), Lorbek (7) y Tomic (6) -cinco inicial- Jawai (4), Abrines (10), Jasikevicius (2), Huertas (5), Wallace (2).

Panathinaikos: Xanthopoulos (0), Diamantidis (10), Maciulis (5), Tsartsaris (1) y Schortsanitis (4) -cinco inicial-, Ukic (8), Lasme (9), Gist (14), Bramos (13), Banks (0)

Parciales: 11-16, 21-11, 18-21, 15-18

Volver arriba