fcb.portal.reset.password

Pete Mickeal, decebut per la derrota a la Supercopa. FOTO: ÀLEX CAPARRÓS-FCB.

El campeón de Liga no ha podido levantar su quinta Supercopa Endesa y cuarta consecutiva. El Barça Regal ha caído en Zaragoza ante un Real Madrid con un altísimo porcentaje de acierto en el lanzamiento. Los blancos han podido imponer su ritmo en la mayor parte del partido, ya que el equipo sólo ha podido rendir a su mejor nivel antes del descanso. Y eso que se ha esforzado con carácter para paliar el menor rodaje que el rival, que ha decidido en la segunda mitad. Un enorme Jawa no ha sido suficiente.

Choque de filosofías

El estilo de juego de los dos cuadros ha quedado claro desde el primer minuto. El Barça Regal, con Lorbek y Tomic en el poste bajo, buscaba acercarse al aro, mientras que el Madrid confiaba en su potencial exterior. El acierto de Rudy y Llull en los tres triples iniciales han dado ya la primera ventaja a los blancos (6-11, min 3). Lo peor para los hombres de Pascual, sin embargo, era que Mickeal ya se había cargado con dos personales. Rápidamente los dos equipos han entrado en bonus, lo que reducía la continuidad en el juego.

Acierto exterior blanco

Pronto los técnicos han iniciado las rotaciones. Mirotic y Carroll cogían el relevo anotador por los de Pablo Laso (18-25, min 8). La diferencia la marcaba claramente la efectividad desde más allá de los 6,75. Seis triples de ocho intentos han convertido los madridistas en el primer cuarto (23-30). En la zona, ahora el duelo más eléctrico era el Jawai-Begic. En el bando azulgrana, Rabaseda, con 8 puntos, asumía la responsabilidad ofensiva (26-32), al tiempo que el equipo luchaba por reducir la sangría defensiva. Le costaba mucho frenar la velocidad rival. El ritmo de juego del imponían los merengues (29-40).

Reacción barcelonista antes del descanso

La intimidación bestial de Jawai, un triple de Lorbek y un contragolpe culminado por Ingles volverían a acercar a los culés (36-42, min 17). Ha sido un punto de inflexión. Con el alero australiano muy inspirado, el Barça Regal había conseguido nivelar la estadística de triples. Lleno de coraje, en un santiamén se ha colocado a un punto, dejando al Madrid en estado de shock al descanso (43-44). Serían los mejores momentos de los de Pascual en el pabellón aragonés.

El Madrid vuelve a distanciarse

Y es que los tiradores blancos han vuelto a tomar las riendas en la reanudación y un parcial de 0-10 desequilibraba de nuevo el marcador (46-56). El guión respondía más a lo que había sucedido en el primer período que en el final del segundo. Sin embargo, la conexión Huertas-Jawai y dos triples de Lorbek y Rabaseda mantenían con vida al campeón de Liga (56-61, min 27). Con poca fluidez, insistía e insistía en los tiros exteriores, sin un resultado óptimo. Además, el hecho de haber entrado en bonus al principio del cuarto no le había dejado defender con la agresividad requerida (56-65, min 30).

Resurgimiento demasiado tarde

Los 10 minutos definitivos no han arrancado nada bien para los intereses catalanes. El Madrid se marchaba de 19 puntos (62-81, min 33). Se veía ganador, pero el Barça Regal ha vuelto a mostrar su orgullo, y resucitaría con un parcial de 8-0. Jawai y Mickeal no estaban dispuestos a tirar la toalla tan fácilmente. Con el encuentro debatiéndose entre abrirse o cerrarse, Rudy Fernández -máximo anotador del partido (22) y MVP- ha vuelto a aparecer con un triple sobre la bocina para sentenciar la Supercopa Endesa.

LA FICHA

FCB REGAL, 84
R.MADRID, 95

FCB Regal: Huertas (3), Ingles (16), Mickeal (5), Lorbek (14) y Tomic (7) -cinco inicial-, Rabaseda (11), Sada (5), Abrines (0), Jawa (20) y Wallace (3).

R.Madrid: Llull (14), Rudy (22), Mirotic (11), Suárez (5) y Slaughter (5) -cinco inicial, Pocius (2), Reyes (9), Sergio Rodríguez (8), Begic (2) y Carroll (17).

Árbitros: Pizarro, Conde y García González.

 

Volver arriba