fcb.portal.reset.password

Navarro intentando superar a Roko Ukic, del Panathinaikos. FOTO: GERMÁN PARGA - FCB

La exigencia de la competición a veces juega en contra del Barça Regal, que durante la eliminatoria de cuartos de final ha tenido que cumplir con sus obligaciones en la Liga Endesa disputando tres partidos de máxima exigencia. Los partidos en Santiago de Compostela contra el Obradoiro y en el Palau Blaugrana contra el Gran Canaria y el Estudiantes, se han resuelto con dos triunfos y una derrota. Su rival en los cuartos de final de la Euroliga, el Panathinaikos, ha podido aplazar los tres partidos que debería haber disputado y ha afrontado con más descanso los partidos de cuartos de final.

Más descanso

Este será el primer partido en que el Barça Regal podrá descansar más de dos días. Hay que recordar que los dos primeros partidos se disputaron el 9 y el 11 de abril, mientras que el tercero y el cuarto partido se disputaron el 16 y el 18 de abril. Por lo tanto, entre partido y partido, contando la jornada ACB, Xavi Pascual sólo ha tenido horas para preparar el partido. Ahora, sin embargo, para el partido decisivo es diferente.

Cuatro días que serán importantes para poder disfrutar de más días de descanso entre partido y partido y también para preparar el que hasta ahora es el partido más importante de la temporada en Europa. Un quinto partido que tendrá el Palau como juez y que en caso de victoria certificará el pase a la final a cuatro y a unas semifinales contra el Real Madrid. Más alicientes, imposible.

Recuperando efectivos

Y para conseguir este objetivo, Xavi Pascual ya podrá contar con más hombres de rotación. La recuperación de Xavi Rabaseda y Marko Todorovic es un hecho y ambos aumentarán el nivel competitivo de la plantilla, que se ha visto perjudicada por las lesiones en las últimas semanas. Jugarte en el Palau el partido clave de la temporada es la mejor noticia para una plantilla que ha sabido sacar el máximo rendimiento en los peores momentos.


Volver arriba