fcb.portal.reset.password

Navarro y Tomic, este viernes, en el O2 Arena / FOTO: ÀLEX CAPARRÓS - FCB

48 horas después de la dolorosa derrota ante el Real Madrid, el Barça Regal tiene este domingo la oportunidad de irse de Londres con un sabor de boca más dulce. Para ello, deberá superar a uno de los mejores equipos del continente, el CSKA de Moscú (18 horas, Esport3 y Teledeporte). El conjunto ruso firmó ante el Olympiacos un partido para olvidar en el que estuvo muy desdibujado, sobre todo en la segunda parte.

Un rival con mucho potencial

Los de Messina, por tanto, afrontarán el compromiso de este domingo con ganas de reivindicarse ante el mundo, y lo cierto es que de potencial para hacerlo no les falta. Krstic ha sido elegido en el mejor cinco de la Euroliga y Teodosic y Khriapa, en el segundo. Además, en el aspecto colectivo, son el mejor ataque de la competición y los que reparten más asistencias.

Weems es el máximo anotador del CSKA en esta edición de la Euroliga y Krstic, el mejor valorado. Sin embargo, quien es clave en los esquemas de Messina es Khriapa, uno de los ocho jugadores de la plantilla rusa que supera los dos metros de altura.

Reaccionar y competir

"Hay que reaccionar de cara al partido de este domingo", apuntaba el sábado Marcelinho Huertas, uno de los más destacados del clásico del viernes. La plantilla azulgrana, muy autocrítica tras caer en semifinales, tiene ganas de pasar página para rehacerse lo antes posible de cara a los play-offs de la Liga Endesa. Deberá hacerlo con la baja de Jawai, que será sustituido por Abdoulaye.

Con Pascual en el banquillo, el equipo siempre ha ganado este partido por el tercer puesto. Lo hizo en 2009 en Berlín ante el Olympiacos (79-96) y el año pasado en Estambul, contra el Panathinaikos (69-74). Este curso, el balance con el CSKA es de una victoria en Moscú y de una derrota en el Palau. En enfrentamientos directos en la Final Four, el equilibrio también es máximo: dos triunfos para cada equipo.

Volver arriba