fcb.portal.reset.password

Felipe Reyes levanta el trofeo de campeón del Eurobasket. Foto: FIBA Europe.

Juan Carlos Navarro, MVP del torneo, también lo fue en el vestuario. El capitán de la selección española tuvo un gesto enorme hacia un compañero que vive un momento delicado: Felipe Reyes, que recientemente sufrió la muerte de su padre, levantó el trofeo de campeón en Lituania, gentileza del azulgrana. Fue, sin duda, una de las imágenes de una jornada que proclamó el combinado español como el campeón de Europa.

Un gesto que el crack de Sant Feliu, junto con Roger Grimau, ya habían tenido en la última edición de la Copa del Rey, disputada en Madrid, cuando cedieron su lugar a Gianluca Basile. El jugador italiano pasaba por un momento muy delicado debido a una larga lesión y ese breve instante le devolvió parte de la temporada perdida.

Compañeros y amigos

Es un gesto 'made in' Barça. Porque a nadie se le puede haber olvidado lo que hizo Carles Puyol en la final de la Champions, cuando cedió su lugar a Eric Abidal, demostrando una vez más que este Barça es una auténtica maravilla en el campo, pero también lejos de la césped.

El húngaro Laszlo Nagy es otro de los que tiene ADN Barça y el mismo gesto le salió de dentro hacia un compañero y amigo como Iker Romero. El vitoriano dejaba el Club después de ocho temporadas donde se hizo un lugar en el corazón del Palau, y Nagy le permitió ofrecer la copa de campeones de Liga al público. Una semana más tarde, Iker Romero fue el segundo en levantar la Champions en Colonia. Porque por todos es sabido que los partidos, y sobre todo los títulos, se empiezan a ganar haciendo piña en el vestuario.

Volver arriba