fcb.portal.reset.password

Navarro ha anotado 23 puntos en el Clásico / FOTO: ÁLEX CAPARRÓS-FCB

Remontada, Clásico y liderato. El Barça Regal ha vivido este jueves una de esas noches mágicas en el Palau. Ha superado 86-83 al Real Madrid en un partido en el que llevaba 13 puntos de desventaja en el segundo cuarto. Un triple estatosférico de Navarro sobre la bocina antes del descanso y una actuación estelar del escolta y de Ndong en los diez minutos finales han permitido al Barça Regal completar una remontada épica contra el eterno rival. De esta manera, el equipo se asegura la primera plaza en la Ligaregular, y podrá disponer del factor pista en todas las eliminatorias del play-off por el título.
 
Rápida ventaja blanca

El Madrid ha sido el equipo más enchufado en los compases iniciales. Rápidamente ha logrado una ventaja de 8-16 en la que únicamente Chuck Eidson había anotado por parte azulgrana. Los de Xavi Pascual, con dificultades para penetrar la defensa blanca, optaban a menudo por el triple como solución. El desacierto en el tiro, sin embargo, ha pasado factura a un Barça Regal algo blando en defensa. El Madrid, sin el anotador Singler en pista (ha cometido dos faltas antes del primer minuto), ha sumado hasta 28 puntos en el primer cuarto. Una concesión demasiado grande si el Barça Regal quería ganar este Clásico.

Una cuestión de carácter

Unos pasos de Navarro en el primer cuarto y una falta sobre el escolta no señalada en el segundo han acabado de calentar al Palau Blaugrana, que no ha dejado de gritar durante todo el partido. Tras esta segunda acción, Xavi Pascual ha visto como le penalizaban con una técnica. En medio de este ambiente caldeado, el mejor ha sido un Pete Mickeal repleto de ganas y garra, referente en casi todas las jugadas de ataque locales. En el conjunto blanco, Tomic estaba siendo el gran quebradero de cabeza de los azulgrana (20 de valoración al descanso), que sufrían en el rebote defensivo.

A poco menos de tres minurs para el descanso, el Madrid ha alcanzado su máxima ventaja (+13, 34-47). La reacción ha llegado a cargo nuevamente de Mickeal y un espectacular Navarro, que ha clavado un triplazo desde su casa sobre la bocina. Golpe psicológico: 42-48.

Crece la tensión

Al inicio de la reanudación tocaba la parte más complicada: completar la remontada. Eidson, como al principio del encuentro, ha sido el hombre clave del Barça Regal en los minutos iniciales. Suyos han sido los 5 primeros puntos del tercer cuarto, insuficientes para lograr acercarse al conjunto blanco, letal desde la línea de tres, con Singler y Carroll haciendo de las suyas. A estas alturas del encuentro, el gran mérito de ambos equipos había sido anular a Llull (4 puntos) y Ndong (0 puntos), respectivamente. A falta de diez minutos, 61-68 y todo el trabajo aún por hacer. Para unos y otros.

Estelares Ndong y Navarro

Precisamente Ndong y el omnipresente Navarro han sido los encargados de poner al Barça Regal a únicamente tres puntos (73-76) a falta de siete minutos para el final. La tarea del escolta ha sido especialmente complicada, debiendo defender al cañonero Carroll -después lo ha hecho Sada-, autor de dos triples nada más iniciarse los diez minutos finales. Entre Navarro y Ndong han anotado 19 de los 25 puntos del equipo azulgrana en el último cuarto. Una barbaridad que ha permitido a los de Xavi Pascual ponerse por delante en el marcador por primera vez desde el primer cuarto cuando sólo quedaban seis minutos.

Llegados a este punto, y con 82-82 en el electrónico, ha aparecido un gigante para liquidar al Madrid: Fran Vázquez. Suyos han sido un mate, dos tiros libres transformados y un rebote que han asegurado la remontada y el liderato del Barça Regal. Fiesta grande en el Palau.

La ficha

Barça Regal, 86
Reial Madrid, 83

Barça Regal (17+25+19+25): Sada, Navarro (23), Eidson (19), Lorbek (4), Ndong (7) (cinco inicial), Wallace(3), Vázquez (8), Huertas (6), Mickeal (16), Ingles

Real Madrid (28+20+20+15): Llull (4), Singler (3), Velickovic (11), Suárez (8), Tomic (17) (cinco inicial), Pocius, Carroll (13), Reyes (7), Mirotic (10), Sergio Rodríguez (8), Begic (2)

Árbitros: Pérez, Bultó y Calatrava

 


Volver arriba