Los jugadores celebran la victoria

Los jugadores celebran la victoria / FOTO: ARXIU FCB

La Liga Endesa empezó fuerte con cinco victorias seguidas contra el Valencia Basket (76-75), el Fiatc Juventud (80-83), la Bruja de Oro (71-81), el Gipuzkoa Basket (81-74) y el Iberostar Tenerife (87-71). No obstante, el equipo de Xavi Pascual se encontró sus primeras trabas frente al Bilbao Basket (80-72) y el Río Natura Monbus (77-60). Dos contratiempos que no hicieron variar los planes del técnico azulgrana. Poco a poco, el equipo progresaba y ofrecía chispas de su mejor nivel, como la espectacular victoria en qué anotó 100 puntos al Palacio contra el CB Valladolid (109-50).

Desgraciadamente, el Barça es capaz de mostrar su estado más óptimo y también su peor forma. La dolorosa derrota en casa frente al Real Madrid (98-84), poco antes del primer partido del Top16 de la Euroliga, sacudía el equipo. Pero jugadores y técnicos dieron un golpe de autoridad y cerraron la primera vuelta con una gran racha de siete triunfos consecutivos con una victoria frente al Cajasol (57-62).

Preparando el terreno para los play-offs

La segunda vuelta de la Liga Endesa fue mejor que la primera y el Barça acabaría cerrando esta fase de la competición con un balance de 27 victorias y 7 derrotas. A pesar de que empezarían perdiendo ante el Valencia Basket (95-93), sólo tendrían otra derrota en toda la segunda vuelta. Los de Xavi Pascual certificaban de este modo la tercera posición –sólo superados por el Real Madrid y el Valencia Basket. Un golpe a los play-offs por el título, el equipo demostró su mejor versión.

La Liga vuelve a casa

Después de ponerse manos a la obra para eliminar el Laboral Kutxa (2-0) a los play-offs de cuartos y de hacer una gran eliminatoria de semifinales ante el Valencia Basket (3-2), los de Xavi Pascual sudaron en los últimos duelos de una final, a priori, desigual, sin tener que forzar el quinto enfrentamiento. El Barça se imponía en el primero (98-93) a Palacio de los Deportas. Los azulgranas conseguían un alto nivel de acierto, con 11 hombres encestando y la pareja Huertas-Tomic dominante. El Real Madrid se llevaba el segundo partido (87-78), un partido llevar. El Palacio Azulgrana fue el desenlace de una Liga Endesa que el Barça luchó hasta el final y que este golpe se pudo llevar. El tercer duelo fue una auténtica exhibición de juego ofensivo y acierto, con victoria (94-79) para los hombres de Xavi Pascual. El cuarto y último partido suponía el triunfo y el retorno en casa de la Liga a Palau. El Barça sabía que esta era su gran oportunidad, con el Palacio apoyando, y el equipo, en un auténtico estado de gloria, tenía que rematar. Lo demostraron: defiende intensa, sin ceder lo más mínimo, y un ataque tan eficaz como mortal por instantes. Marcelinho Huertas volvió a dirigir las grandes ocasiones; Juan Carlos Navarro provocaba peligro cada vez que tocaba la pelota y generaba siempre alguna jugada, y Tomic causaba estragos en la zona del Madrid sólo con su presencia. La Liga 2013/2014 es azulgrana.