Celebración de la Supercopa Endesa conseguida al inicio de temporada | Carlos Díaz

La temporada comenzó de la mejor manera posible para los intereses del Barça Lassa, ya que los azulgranas se llevaron los dos primeros títulos oficiales del curso. Tanto la Liga Catalana como la Supercopa Endesa se tiñeron de azulgrana con Pau Ribas como principal protagonista. El nuevo escolta del Barça Lassa, a pesar de llevar muy poco tiempo con sus nuevos compañeros, fue el MVP de las dos competiciones.

En la Liga Catalana, en el debut de Ribas y de Perperoglou con la camiseta azulgrana, los barcelonistas se deshicieron del ICL Manresa en las semifinales (78-65). En la final fue necesaria una remontada antológica contra el Morabanc Andorra para poder levantar el título (65-68). Los de Xavi Pascual tuvieron que darle la vuelta a 13 puntos de desventaja en el último período para poder certificar su dominio en esta competición.

Exhibición colectiva en Málaga

En Málaga, la puesta en escena del Barça Lassa fue espectacular. Los azulgranas no dieron opción al Herbalife Gran Canaria en las semifinales de la Supercopa Endesa y se clasificaron con solvencia para la final (60-88). El Unicaja, el equipo anfitrión, eliminó al Real Madrid, y sería el rival de los catalanes en la final. El conjunto malagueño salió con ambición pero pronto cedió ante la fuerza colectiva de un Barça Lassa prometedor. La maquinaria azulgrana rindió a la perfección y la final acabaría siendo un festival azulgrana (62-80).