Satoransky fue uno de los hombres destacados de la Euroliga del Barça | VÍCTOR SALGADO - FCB

El Barça Lassa se quedó con la miel en los labios, ya que tuvo al alcance la clasificación para disputar la siempre deseada Final a Cuatro de la máxima competición europea de clubes. Los de Xavi Pascual tuvieron la oportunidad de sentenciar la serie de cuartos de final en el Palau pero no la aprovecharon y terminaron perdiendo en tierras rusas (81-67).

Los azulgranas superaron con oficio una siempre exigente primera fase de la competición, quedando segundos del Grupo C, con un balance de seis victorias y cuatro derrotas. El Barça Lassa se enfrentó a equipos históricos, como el Panathinaikos o el Zalgiris, pero también tuvo que hacer frente a conjuntos más desconocidos por el gran público, como el Pinar Karsiyaka turco, el Stelmet Zielona polaco, o el Lokomotiv Kuban, la bestia negra del curso.

En el Top 16, los barcelonistas quedaron encuadrados en un auténtico "grupo de la muerte", con rivales del potencial del CSKA, el Olympiacos, el Real Madrid, el Khimki o el Laboral Kutxa. Los de Xavi Pascual fueron de menos a más hasta cerrar el Top 16 en tercera posición, con ocho partidos ganados y seis perdidos. Fue un Top 16 de máxima exigencia, sin ningún partido de tregua, lo que conllevó que equipos como el Olympiacos, el Khimki, el Brose Baskets o el Zalgiris quedaran eliminados en esta fase. La aportación del recién incorporado Joey Dorsey fue clave en este tramo de la temporada.

El Lokomotiv Kuban, un hueso demasiado duro de roer

El Lokomotiv Kuban, viejo conocido de la fase regular de la competición, fue el rival del Barça Lassa en la decisiva eliminatoria de cuartos de final. El conjunto ruso, con jugadores como Delaney, Randolph, Claver o Singleton, acabaría haciendo valer el factor pista. Tras una ajustada derrota en Krasnodar (66-61) y de perder a Dorsey por lesión, los azulgranas fueron capaces de ganar a Rusia en el segundo asalto de la serie (66-92).

Los de Pascual se impusieron en el primer duelo jugado en el Palau (82-70) pero cuando mejor pintaban las cosas, el Barça Lassa acabaría cediendo el segundo encuentro disputado en tierras catalanas tras una prórroga (80-92). En Krasnodar, a pesar de los intentos de los azulgranas por cambiar nuevamente la situación, la balanza se decantó del lado del Lokomotiv Kuban y los barcelonistas se volvieron a quedar a las puertas de la Final a Cuatro.