A principio de curso, el equipo levantó de forma consecutiva la Supercopa Endesa y la Liga Catalana, pero a pesar de estos dos títulos, el equipo no pudo levantar más trofeos. Así pues, en la última temporada con Xavi Pascual en el banquillo, los azulgranas se quedaron a las puertas del título de Liga y cayeron en los cuartos de final de la Euroliga y la Copa del Rey.

Un inicio prometedor con dos títulos

La temporada comenzó de la mejor manera posible para el Barça Lassa. Los dos primeros títulos del curso se tiñeron de azulgrana, con Pau Ribas como protagonista. Tanto Ribas como Stratos Perperoglou, uno de los otros refuerzos, debutaron en la Liga Catalana, un torneo donde los de Pascual derrotaron al ICL Manresa en las semifinales (78-65) y al Morabanc Andorra en la final (65-68) tras una remontada antológica.

A principios de octubre fue el turno de la Supercopa Endesa. Los azulgrana no dieron opción al Herbalife Gran Canaria en las semifinales (60-88) y se clasificaron con solvencia para la final. En el partido por el título, el equipo superó al Unicaja por 62-80, con Ribas como MVP de la competición.

La Copa, la gran decepción

Después de seis temporadas consecutivas disputando la final, el camino del Barça Lassa para la Copa del Rey parecía que sería positivo. Sin embargo, los hombres de Xavi Pascual cayeron ante el Dominion Bilbao Basket en el partido inaugural, en un duelo muy igualado que se acabó decidiendo a favor del conjunto vasco por sólo un punto de diferencia (72-73).

En la Euroliga, superados por el equipo revelación

El Barça Lassa cayó, a domicilio, en el quinto partido de los cuartos de final de la Euroliga contra el Lokomotiv Kuban ruso. En la fase de grupos, los de Pascual terminaron como segundos, con un balance de seis victorias y cuatro derrotas. Y, en el Top16, en el que el equipo fue de menos a más, finalizó en la tercera posición de su grupo, con ocho victorias y seis derrotas. En esta fase se produjeron dos de los mejores momentos de la competición, como fueron las victorias in extremis contra el CSKA de Moscú y el Real Madrid, gracias a dos canastas de Justin Doellman en los últimos segundos.

Con estos resultados, el Lokomotiv Kuban fue el rival del Barça Lassa en los cuartos de final. El equipo ruso, que hizo valer el factor pista, necesitó los cinco partidos para clasificarse para la Final a Cuatro de Berlín. El Barça y el Lokomotiv se jugaron el acceso a la Final Four en un partido a cara o cruz en Kuban, que cayó del lado ruso.

Mejor equipo de la fase regular, pero sin premio en la Final

El FC Barcelona Lassa fue el mejor equipo de la fase regular de la competición, con un balance de 29 victorias y cinco derrotas. Fue la decimoquinta vez que el Barça Lassa finalizaba en la primera posición de la fase regular, y gracias a este registro de victorias y derrotas, Xavi Pascual fue designado mejor entrenador de la Fase Regular. Además, Tomas Satoransky recibió la designación de jugador más espectacular.

Una vez en los play-off, el Barça Lassa se enfrentó al Montakit Fuenlabrada a los cuartos de final. Los azulgranas no dieron ninguna opción al conjunto revelación de la temporada y cerraron la serie por la vía rápida. El Laboral Kutxa esperaba en las semifinales, donde los de Xavi Pascual fueron superiores aunque cedió una derrota en el Buesa Arena. El balance final fue claramente favorable a los catalanes, con dos triunfos en casa y una victoria a domicilio.

El Barça Lassa y el Real Madrid protagonizaron la gran final de la Liga Endesa por quinta temporada consecutiva. El primer asalto de la final fue favorable a los azulgranas, con una canasta de Perperoglou sobre la bocina (100-99). No obstante, el Real Madrid superó a los jugadores de Pascual en el segundo y en el tercer partido de la serie (70-90 y 91-74). El Barça Lassa compitió bien en el cuarto asalto de la final, pero los de Pablo Laso se acabaron imponiendo por 91-84 y dejaron sin título al equipo azulgrana.

Durante la final, Navarro se convirtió en el máximo anotador histórico de los play-offs por el título, con 1.869 puntos, superando a Jordi Villacampa. Además, el capitán azulgrana llegó a la cifra de 8.000 puntos anotados en la Liga Endesa en el tercer partido de la serie. Ahora, Navarro -8017 puntos- se queda a sólo 2 puntos de Granger Hall, quinto máximo anotador de la ACB, que suma 8.019.