fcb.portal.reset.password

Los jugadores del Baça B, entrenando en Pamplona. FOTO: FCB

Todos triunfos tienen historias ocultas, paisajes que no se llegan a saber nunca. Pero cuando menos te lo esperas, una actividad puede cambiar el curso de una temporada. El Barça B de baloncesto consiguió en Pamplona el cuarto triunfo del curso ante un rival directo, el Planasa Navarra, después de una actividad que ayudó y mucho a los jóvenes jugadores de Aleix Duran.

Y es que el día antes de salir hacia la ciudad navarra, el filial visitó el entrenamiento del primer equipo de Rugby del FC Barcelona. Los capitanes y el técnico charlaron con los componentes del equipo y les ayudaron a comprender que el gran secreto de un equipo es la generosidad, el saber hacer mejor a los compañeros y ser una familia.

Intercambio de regalos

Como es habitual, los delegados de ambos equipos dieron una camiseta. Una prenda que también hizo el viaje Barcelona-Pamplona-Barcelona. Una camiseta que estuvo presente en el vestuario antes del partido. "Nuestro objetivo es hacer mejor, en defensa y en ataque, a nuestros compañeros", comentó Aleix Duran, entrenador del Barça B, antes del partido y con la camiseta de rugby en la mano.

El jugador más solidario

Al final del partido, y tras una remontada cargada de generosidad por parte de todos los jugadores, Duran volvió a exhibir la camiseta y lo que significaba. Entonces todos los jugadores decidieron votar al jugador que había hecho mejor a los compañeros en ese partido. El veterano Ferran Laviña fue el más valorado y recibió el premio, que cada semana irá a manos del jugador que más se sacrifique por el equipo.

Sin duda, aquella charla y aquella camiseta fueron importantes para ganar el encuentro en Pamplona y para afrontar los últimos cinco partidos de la Liga con otra visión más generosa.

Volver arriba