fcb.portal.reset.password

Barça B-Força Lleida. FOTO: GERMÁN PARGA-FCB.

El Força Lleida se llevó el triunfo del Palau en la 18ª jornada de la Liga Adecco Oro por 61-69. El Barça B le ha hecho sufrir hasta el final. Y eso que la primera mitad hacía vislumbrar un partido fácil para los visitantes. Los de casa, sin embargo, han hecho gala de un enorme espíritu competitivo en el segundo tiempo y, a pesar de la baja de Paulí por un esguince en un tobillo, han vendido cara su piel.

De entrada, la ley leridana

Rápidamente, el Força Lleida ha obtenido la primera ventaja del partido gracias a su mayor acierto en el tiro exterior (3-8, min 4). Los dos equipos apostaban por los triples, en unos ataques sin demasiada fluidez. Un parcial de 0-9 ha encendido las alarmas del Palau. El técnico azulgrana Aleix Duran ha tratado de evitarlo interrumpiendo el duelo y moviendo el banquillo.

La entrada de Pérez revitalizaría a los locales, que anotaban su primera canasta de dos puntos en el minuto 8 (8-14). Ha sido eso sí, un básquet desde el perímetro de Laviña. Los azulgrana intimidaban dentro de su zona -se ha visto más de un tapón espectacular- pero les costaba imponerse bajo el aro del Força Lleida. Un triple del ex barcelonista Alzamora dejaba el resultado en 10-19 al final del primer cuarto.

La dinámica ha seguido favoreciendo claramente a los visitantes al principio del segundo (11-25, min 13). Hakanson y Peno han liderado una tímida reacción culé (17-27, min 16). Sin embargo, se mantenía el dominio con cierta comodidad de los leridanos, dirigidos por Llorente. Defendían muy bien, sobre todo en la pintura. El Barça B tenía problemas en la circulación, no podía conectar con sus hombres altos. Y, de momento, no era el día de los tiradores. El marcador, en el descanso, era revelador: 19-34.

Coraje azulgrana en la reanudación

La situación para los de Duran ha mejorado de forma sideral en la reanudación. Un parcial inicial de 7-0 les ha hecho entrar de nuevo en el partido (26-34). El equipo parecía haber resuelto dos de los hándicaps del primer tiempo: el peso de los pívots en el poste bajo y la defensa. El Força Lleida ha necesitado más de tres minutos para anotar. Había perdido clarividencia ofensiva, la agresividad culé les ha sorprendido. El Barça ha enseñado la buena mano de sus jugadores y ha firmado más puntos en este tercer periodo (20), que en los dos anteriores juntos. Estaba vivo (39-50).

Poco a poco se lo ha ido creyendo. Así, los de Duran se han situado a 6 a falta de menos de ocho minutos (min 32). Se conservaba la tónica del cuarto previo. Sólo Llorente y el trabajo infatigable de Alzamora podía mantener a raya el filial. Entraban los dos últimos minutos con un 58-62 que conllevaría tensión y nervios en los dos lados. Seguramente, en este momento la experiencia es un factor determinante. Y los leridanos, en esto, eran mejores. Una falta en ataque de Laviña a 50 segundos y el triple posterior de Alzamora han sentenciado un interesante duelo catalán.

La ficha

BARÇA B, 61
FORÇA LLEIDA CE, 69

Barça B: Hakanson (11), García (9), Cantenys, Spires (6) y Zhigulin (3) –cinco inicial-, Laviña (7), Peno (5), MBaye (8), Pérez (5), Dedovic y Sulejmanovic (7).

Força Lleida CE: Llorente (17), Matulionis (2), Vinson (11), Arteaga (6) i Llorca (5) –cinco inicial-, Simeón (6), Sutina, Alzamora (11), Domínguez y Reinholt (11).

Árbitros: Sánchez Ardid y Rupérez Vielba

 

Volver arriba