fcb.portal.reset.password

 

El Barça de voleibol incorpora a dos jóvenes jugadores para la próxima campaña. Se trata de Arnau Caparrós, procedente de la selección español permanente, y Pau Ferrer, que la temporada pasada estuvo con el segundo equipo azulgrana.

Juventud de calidad

Caparrós, de 19 años y 2,01 metros de altura, juega en la posición de opuesto. Nacido en Sant Fruitós de Vayas, estuvo un año en la BLUME (ahora hace tres temporadas) y las dos últimas campañas ha estado concentrado con la selección permanente. Por su parte, Pau Ferrer, de 20 años y 1,80 metros de altura, ya vistió la camiseta azulgrana la temporada pasada pero lo hizo con el Barça B. El nuevo líbero, jugó 4 años en la BLUME donde compartió una temporada con Caparrós.

Preparados para la final de la Liga Catalana

En su acto de presentación los dos jugadores aseguraron estar muy contentos de incorporarse al primer equipo del Barça de Voleibol. Ferrer ha puesto en valor la oportunidad que David Lorente le ha ofrecido diciendo que "mi objetivo es mejorar como equipo pero también a nivel personal". Por su parte, Caparrós ha destacado que "incorporarse al Barça es una gran oportunidad, y con muchas ganas de empezar ya".

De hecho, el primer reto de estos dos jugadores, así como de todo el equipo, será la final de la Liga Catalana que se disputará el próximo 18 de septiembre.

Volver arriba