fcb.portal.reset.password

Antoni Guil y Eduard Manas durante la entrega de obsequios | GERMÁN PARGA - FCB

Antoni Guil, Josep Maria Barnils y Eduard Manas durante el acto en el Bar & Co | GERMÁN PARGA - FCB

Antoni Guil, Josep Maria Barnils y Eduard Manas durante el acto en el Bar & Co | GERMÁN PARGA - FCB

Bandera de la Penya Blaugrana London en el Bar & Co | GERMÁN PARGA - FCB

Peñistas, socios y aficionados en el encuentro en Piccadilly Circus | Confederació Mundial de Penyes

Peñistas, socios y aficionados en el encuentro en Piccadilly Circus | Confederació Mundial de Penyes

Peñistas, socios y aficionados en el encuentro en Piccadilly Circus | Confederació Mundial de Penyes

Los peñistas son el latido del barcelonismo y partidos como el del Chelsea - Barça de ayer no hacen más que demostrarlo: más de 330 peñistas de 150 peñas de todo el mundo se desplazaron desde el lunes a la capital británica para vivir el partido en primera persona.

En este escenario de gran movilización peñística, la Penya Blaugrana de Londres actuó como anfitriona, organizando dos eventos clave que marcaron la agenda peñística.

Cena de bienvenida

En primer lugar, la cena previa al partido de octavos de final en la sede de la Peña de Londres, que contó con la presencia, entre otros, de Antoni Guil, Presidente de la Confederación Mundial de Peñas, Josep M. Barnils, Directivo en Jefe de la Comisión Social del FC Barcelona, ​​Eduard Manas, Presidente de la PB Londres y Jennifer Velasco, Jefe de Relaciones Políticas de la Generalitat del Reino Unido. El acto de clausura de la cena estuvo a cargo de Josep M. Barnils, que entregó un obsequio a Eduard Manas y Jennifer Velasco.

La cena transcurrió en un ambiente distendido y amistoso donde los asistentes pudieron intercambiar opiniones e inquietudes con la mirada puesta en el partido de Champions contra el Chelsea.

Piccadilly Circus se tiñe de azulgrana

Por otra parte, Piccadilly Circus se convirtió ayer en un verdadero símbolo azulgrana. Decenas de peñistas y aficionados, acompañados del Presidente de la Confederación Mundial de Peñas, Antoni Guil, se desplazaron a la emblemática plaza de la capital británica con un mismo objetivo: calentar motores para el partido de Champions y animar a los jugadores del primer equipo en un campo difícil como lo es el Stamford Bridge. Y todo bajo una pasión azulgrana inconfundible. 

Volver arriba