fcb.portal.reset.password

Ter Stegen ha demostrado en varias ocasiones ser un gran seguidor del fútbol formativo azulgrana. El alemán siempre ha mostrado un gran compromiso con el Club y con todo lo que le rodea. Pero este año ha establecido una relación especial con el Infantil B, equipo que se proclamó campeón de Liga el pasado fin de semana. La implicación del portero azulgrana comenzó días atrás, antes de que los jóvenes jugadores viajaran hacia Mönchengladbach, su ciudad natal, para disputar un torneo del que se proclamaron campeones.

Previo al inicio de la competición, Ter Stegen les envió un mensaje de ánimo, pero la historia no acabó aquí, y una vez ya estaban en Barcelona, ​​el alemán les sorprendió durante un entrenamiento para felicitarles personalmente y compartir algunas de sus experiencias.

Los consejos de Ter Stegen

Entonces el alemán recordó con alegría su etapa en el club de su ciudad, donde estuvo durante 20 años. El portero transmitió a los jóvenes cracks algunas de las situaciones que la han convertido en el gran portero que es actualmente. Pero, por encima de todo, Ter Stegen transmitió la importancia de utilizar el fútbol como herramienta para trabajar la personalidad, así como para crecer como personas en la etapa formativa. Por otro lado, también destacó la obligatoriedad de continuar con la educación. Una educación que él nunca abandonó, y que la ayuda a seguir mejorando día a día.

Pero, en una dosis de realismo, concienció a los chicos de la Masía de la dificultad de llegar a convertirse en jugador profesional, y de las complicadas decisiones que se deben tomar en momentos puntuales, como por ejemplo abandonar tu ciudad y todo tu entorno. Por último, el alemán les quiso inculcar la importancia de aprender a gestionar los errores, aprender de ellos y aprovecharlos para mejorar.

Ter Stegen, pues, se ha convertido en un padrino para los jugadores del Infantil B esta temporada, que seguro tardarán en olvidar el buen rato compartido con uno de sus ídolos.

Volver arriba
_satellite.pageBottom();