fcb.portal.reset.password
Kubala no disputó el duelo que decidía la clasificación debido a un supuesto comunicado de la FIFA

Kubala no disputó el duelo que decidía la clasificación debido a un supuesto comunicado de la FIFA

EL PROTAGONISTA

Laszlo Kubala (Budapest, Hungría, 1927 – Barcelona 2002)

MUNDIAL

Suiza 1954

LA HISTORIA

Kubala no disputó el duelo que decidía la clasificación debido a un supuesto comunicado de la FIFA, posteriormente se supo que la FIFA no era el autor.

El verano de 1950 la selección española disputó un partido de preparación de cara al Mundial que se celebraría unas semanas más tarde. El rival en aquella ocasión era Hungría, un conjunto formado por futbolistas de Europa del Este, donde destacaba un jugador que poseía un talento especial, Laszlo Kubala. El espectacular juego desplegado por el futbolista húngaro despertó el interés del FC Barcelona, ​​que 24h más tarde anunció su fichaje. Un año más tarde ya deleitaba a los aficionados del Camp Nou con su fútbol eléctrico. En 1951, la estrella azulgrana obtuvo la nacionalidad española, y comenzó a entrar en las convocatorias de la selección.

En 1954 estalló un escándalo sin precedentes. España se enfrentaba con Turquía en la eliminatoria previa para acceder al Mundial. La victoria conseguida en el primer partido fue igualada por los turcos en el partido de vuelta. El ganador se decidiría pues en un tercer partido por el desempate. Ese día se produciría un asunto inexplicable, y es que una hora antes del inicio del duelo, un vocal de la FIFA se presentó en el vestuario del conjunto español con un telegrama que informaba de una supuesta situación irregular de Kubala, y exponía que España sería descalificada si Laszlo disputaba aquel duelo. La situación era surrealista, ya que el jugador había jugado en Estambul tres días antes sin problemas. Finalmente Kubala, que era la estrella de aquel conjunto, no saltó al terreno de juego y el partido acabó con empate a dos. Turquía se convirtió en el equipo clasificado gracias a la mano inocente de un niño que extrajo la papeleta en el sorteo establecido por reglamento en caso de empate.

Al cabo de un tiempo, la FIFA negó rotundamente ser el autor del telegrama, y ​​explicó que ningún vocal de la organización había accedido al vestuario. Aquella situación provocó la dimisión de la cúpula directiva de la Federación Española de Fútbol, ​​así como el seleccionador español y del delegado español de la FIFA. España pues, no jugó el Mundial de ese año.

¿QUÉ PASÓ DESPUÉS?

Kubala continuó maravillando el Camp Nou durante muchos años. Se convirtió en el ídolo azulgrana de la década, aunque poco a poco fue disminuyendo su rendimiento debido a las diversas lesiones que sufrió. En 1961 se retiró como futbolista, y pocos meses después inició una nueva etapa en el Club, en este caso como entrenador. Su camino en el banquillo azulgrana duró hasta 1963. Aunque posteriormente volvió a él durante cinco meses en 1980, el recorrido de Kubala en los banquillos destacó por 10 temporadas en las que dirigió a la selección española.

¿Con ganas de Mundial? Descubre todo lo que debes saber de los jugadores del Barça que participarán en el Mundial de Rusia a partir del 14 de junio
Volver arriba