fcb.portal.reset.password

Ter Stegen pudo salir del Camp Nou sin recibir goles | MIGUEL RUIZ - FCB

12 goles a favor y cero en contra. Esta es una de las estadísticas que se desprenden entre las tres primeras jornadas de Liga y el debut en la Champions. Durante estos cuatro primeros enfrentamientos, ha ido variando la cifra de goles marcados, pero la que se ha mantenido inamovible es la de encajados. La portería del Barça está siendo infranqueable y Ter Stegen se ha convertido en un muro difícil de batir.

El portero alemán destacó especialmente en el partido contra la Juventus (3-0), con una primera mitad clave en la que abortó todas las acciones de peligro de los italianos. De los 9 remates que hizo la Juventus, 6 fueron parados por un Ter Stegen seguro, que quiere seguir aumentando las cifras defensivas.

Actualmente, y en el total de los cuatro partidos en los que el Barça no ha encajado ningún gol entre la Liga y la Champions (Betis, Alavés, Espanyol y Juventus), el equipo ha recibido 22 remates, 9 de las cuales han sido parados por el portero.

La presión, clave

Pero no sólo intervienen en esta estadística el jugador alemán y los futbolistas de corte defensivo. La presión alta ejercida por los de Ernesto Valverde está surgiendo efecto, y no sólo ofensivamente. Las 219 recuperaciones que el Barça ha logrado en estos cuatro partidos también son importantes para entender el porqué de la portería a cero: 56 contra el Betis, 60 contra el Alavés, 51 contra el Espanyol y 52 contra la Juventus. Una faceta del juego en la que participa todo el grupo y que ha ayudado a Ter Stegen a poder hacer mejor su trabajo.

Volver arriba