fcb.portal.reset.password
Lionel Messi en una acción del partido

Lionel Messi en una acción del partido | MIGUEL RUIZ - FCB

Fin a la racha espectacular de imbatibilidad del Barça. Han sido 29 partidos y en el trigésimo los azulgranas han caído en la ida de los cuartos de final de la Copa del Rey ante el Espanyol (1-0) en el RCDE Stadium, con un gol de Óscar Melendo a falta de dos minutos para el final. Un resultado que obligará a los azulgranas a remontar el próximo jueves en el Camp Nou para estar en el bombo de semifinales.

Los derbis no entienden nunca de favoritos ni de guiones preestablecidos. Y esto se ha notado durante todo el partido. Porque el derbi ha tenido de todo. Consciente Valverde de la carga de partidos del mes de enero, el Txingurri ha presentado un once con diferentes cambios respecto al equipo que ganó el pasado domingo en Anoeta. Un once en el que cabe destacar la presencia del jugador del filial Carles Aleñá en un centro del campo formado con Sergio, Paulinho y también Denis Suárez. La no presencia de Luis Suárez daba entrada a Aleix Vidal en el extremo derecho acompañando a Messi en la referencia atacante. Virtuoso, rápido y ágil jugaba el Barça. Un inicio de partido parecido al de vuelta de Copa ante el Celta en el Camp Nou.

Dominadores y precisos estaban los azulgranas volcados completamente en terreno del Espanyol, que a pesar de presionar la salida de balón culé, sufría con la precisión de los de Valverde y no conseguían romper ninguna jugada de peligro. Sólo faltaría rematar las acciones. Porque los azulgranas no han parado de generar ocasiones. El astro argentino sometía constantemente la defensa blanco-y-azul, desbordada por sus arranques eléctricos. Tendría ocasiones de sobra el Barça para adelantarse a través del propio Messi, Paulinho y Denis Suárez, quien ha tenido la más clara antes del descanso.

Diego López detiene un penalti a Messi

No ha cambiado el guion tras el paso por vestuarios. El Barça continuaba con las mismas intenciones que al inicio. Aunque esta vez costaría llegar con más claridad sobre la portería defendida por Diego López. Y es que los de Quique Sánchez Flores que renunciaban a cualquier creación de juego, se cerraban con todo detrás. Aquí es donde han sido importantes las cabalgatas del omnipresente Sergi Roberto por banda derecha.

El '20' explota su físico para tirar diagonales y superar rivales por velocidad, potencia y calidad, sólo parado a base de golpes, generador de un penalti a favor. Messi, sin embargo, no ha podido superar Diego López que ha adivinado la dirección con una gran estirada. Esto ha encendido el público perico que ha empujado a su equipo y ha sido capaz de llegar con peligro al área de Cillessen, bien cubierto por Piqué y Vermaelen. Rugía el estadio blanquiazul, azul y el guion del partido cambiaría totalmente. Porque del monólogo azulgrana se ha pasado al descontrol, con un Espanyol empujado arriba que ha obligado a los azulgranas a sacrificarse defensivamente.

Se escapa el partido

Cillessen ha sido clave evitando una falta peligrosísima con una gran mano. Intentaría, sin embargo, el Barça trenzar alguna acción rápida, pero los periquitos han robado en una transición azulgrana y Melendo ha decantado el partido a favor del Espanyol rematando un centro por banda derecha. Un disparo difícil para Cillessen. A pesar de buscar el gol del empate hasta el final, los azulgranas no han encontrado la portería de Diego López y se han ido de Cornellà sin el premio del gol. El próximo jueves tocará remontar la eliminatoria en el Camp Nou para estar en las semifinales.

¿Quieres vivir el partido de vuelta en directo? ¡Compra aquí tus entradas!
Volver arriba
_satellite.pageBottom();