fcb.portal.reset.password

El FC Barcelona ha pasado por encima del Sevilla en la final de Copa disputada en el Wanda Metropolitano. La desigualdad ha sido tan evidente que incluso la fiesta de los campeones ha sido más contenida de lo habitual. Cuando el árbitro ha pitado el final, los jugadores ya hacía rato que sabían que serían campeones.

Las lágrimas de Andrés Iniesta y las sonrisas de todos los jugadores del primer equipo acaparaban los primeros planos de la realización televisiva. Era un momento feliz para todo el barcelonismo, que ha alcanzado su 30ª Copa del Rey a través de una exhibición futbolística sin comparación.

Mientras el '8' ha subido a levantar la Copa del Rey, sus compañeros han aprovechado para reunirse con sus familiares sobre el césped del Wanda. Minutos después, sonaba el clásico 'We are the Champions' de Queen y los jugadores, ahora sí, saltaban de alegría y se fotografiaban con el trofeo para celebrar la cuarta Copa consecutiva.

Volver arriba