fcb.portal.reset.password

Samuel Eto'o celebrando un gol en su última temporada en el Barça | ARCHIVO FCB

Con sólo 16 años, Samuel Eto'o llegaba a Leganés para hacerse un lugar en la Liga Española. Cedido por el Real Madrid, su paso por Butarque -a pesar de ser fugaz- fue el primer peldaño de una trayectoria que le llevó a la élite del fútbol. Mientras el Barça de Van Gaal se proclamaba campeón de la Liga 1997/98, Eto'o lideraba la permanencia del Leganés en Segunda División. El éxito, sin embargo, aún tardó en llegar. Una temporada y media dividida entre el Espanyol y el Real Madrid llevaron al delantero camerunés a Mallorca, donde superó todas las expectativas en las cinco temporadas que formó parte del conjunto balear.

Su rendimiento no pasó desapercibido y llamó la atención de la dirección deportiva del FC Barcelona, ​​que no dudó en apostar por Samuel Eto'o. El '9' azulgrana se incorporó al Barça de Rijkaard en la temporada 2004/05, mientras se construía un equipo que ya forma parte de la historia del Club. Durante cinco temporadas, Eto'o formó parte de una de las mejores etapas deportivas de la Entidad. Sus goles -consiguió 130 en 199 partidos oficiales- fueron decisivos para la consecución de los éxitos azulgranas.

Con un palmarés envidiable tanto en el aspecto colectivo -3 Ligas, 2 Ligas de Campeones, 2 Supercopas de España y 1 Copa del Rey- como en el individual -3 veces mejor futbolista africano del año, 2 Botas de Bronce europeas y 2 temporadas máximo goleador de la Liga Española-, Eto'o destacó por marcar en los momentos decisivos. En Levante, en la primera Liga de Rijkaard, hizo el gol en el empate de los azulgranas en el Ciudad de Valencia. También fue clave en las dos Ligas de Campeones ganadas: tanto en el Stade de France como en Roma fue el autor del primer gol culé en las dos finales.

Volver arriba
_satellite.pageBottom();