fcb.portal.reset.password

No hay mejor escenario para un culé que ganar en el Santiago Bernabéu. Lo dice Luis Enrique, lo saben los jugadores y lo espera la afición. Y más aún si, en caso de victoria, el FC Barcelona puede mantener viva la lucha por el título de Liga. Porque los azulgranas tienen la posibilidad de atrapar el conjunto blanco en la clasificación -aunque tiene un partido pendiente-, llevarse el goal-average y, por tanto, afrontar las últimas cinco jornadas de la competición doméstica con todo abierto. Un Clásico siempre es un Clásico, pero, por todo ello, el que se jugará este domingo por la noche en el Santiago Bernabéu es especial (20.45 h, Movistar Partidazo).

Una motivación extra para los barcelonistas, que pueden pasar página después de la eliminatoria de la Champions contra la Juventus centrándose en la competición doméstica de la mejor manera. Luis Enrique es consciente de ello, y lo ha catalogado como un "estímulo añadido, porque puede casi sentenciar la Liga o dejarla abierta".

El Bernabéu, territorio propicio para un nuevo récord

Si hay un jugador que sabe lo que es vivir grandes noches de gloria en el coliseo blanco, este es Leo Messi. El futbolista, que es el máximo anotador de la historia de los Clásicos con 21 goles, visita uno de sus estadios favoritos. Porque el argentino ha hecho un total de 12 goles en el Santiago Bernabéu, escenario donde, si hace dos más, recibirá el premio de alcanzar las 500 dianas oficiales con el primer equipo del FC Barcelona.

Así pues, Messi será uno de los líderes ofensivos de un FC Barcelona que guarda buenos recuerdos de las visitas al Madrid de los últimos años. Con cinco victorias en los últimos ocho partidos de Liga en Madrid, los azulgranas aún tienen presente el 2-6 de la temporada 2008/09 o el 0-4 de la temporada pasada, con doblete de Luis Suárez y goles de Iniesta y Neymar.

Un partido grande

Primero y segundo se ven las caras con el liderato en juego. Tras la exigencia de los cuartos de la Champions, y con el cansancio que ello supone, pero conscientes de que sólo falta un último sprint. El premio es grande, con el propietario de la copa de campeones de Liga aún por determinar. Y si el Barça quiere mantener viva la lucha, el Madrid quiere separarse. Aún no sería definitivo, y así lo ha reconocido Zidane en la rueda de prensa previa, pero sería un paso importante. El técnico francés también ha comentado que "hay mucha ilusión por mantener la primera plaza", aunque sabe que no lo tendrán fácil: "Sabemos que nos visita un equipo muy bueno, y, para ganarlo, deberemos hacer un partido grande, porque se decidirá por pequeños detalles".

Para este Clásico, correspondiente a la jornada 33 de la Liga, el técnico francés ha decidido convocar a 20 futbolistas, dos de los cuales deberán ser descartados antes del inicio del enfrentamiento. En esta lista aparece Gareth Bale, que arrastraba molestias en el sóleo y será duda hasta última hora, pero quedan fuera Varane y Pepe, por lesión, y Coentrao y Mariano, por decisión técnica.

Volver arriba