fcb.portal.reset.password

El FC Barcelona afronta uno de los mayores retos de su historia. Los azulgrana recibirán la visita del PSG en la vuelta de los octavos de final de la Liga de Campeones, donde intentarán remontar el resultado del partido de ida. Luis Enrique, en rueda de prensa, ha destacado: "llegamos con buenas sensaciones y somos optimistas. Mañana tendremos que ser fieles a nuestro estilo, y aunque es un resultado claro, estamos sólo a la mitad de la eliminatoria. En 90 minutos pueden pasar infinidad de cosas y espero que positivas".

En cuanto al sistema de juego, el asturiano no ha querido dar pistas, y ha asegurado: "podemos jugar con infinidad de sistemas, y cualquiera de los jugadores disponibles del primer equipo puede jugar el miércoles. Lo que queremos es generar situaciones, ser superiores al rival".

El técnico también ha hecho balance de las últimas semanas, comentando que "han pasado muchas cosas desde el partido de ida hasta ahora, como no puede ser de otra manera con el calendario que tenemos, pero hemos mejorado el juego". Además, Luis Enrique ha añadido que "independientemente de lo que suceda mañana, la fe en mi equipo la seguiré teniendo".

"Estoy seguro que en algún momento estaremos cerca de la eliminatoria"

El técnico culé ha recordado otras goleadas azulgrana: "hay que marcar muchos goles, pero ya lo hemos hecho otras veces. No hay que volverse locos, mañana no tenemos nada que perder y mucho que ganar ". Luis Enrique ha vuelto a recordar sus palabras en la rueda de prensa tras el triunfo ante el Celta, asegurando que "estoy seguro de que en algún momento estaremos cerca de la eliminatoria, y cuando estás cerca, la moral va en aumento y la del rival decreciendo".

"Veo a todos mis jugadores con la actitud necesaria para conseguir un resultado que nos sirva. Para nosotros Leo es el jugador referencia y el más desequilibrante, pero tenemos que conseguirlo entre todo el equipo", ha agregado Luis Enrique en referencia a sus jugadores.

Finalmente, el entrenador barcelonista ha destacado el papel importante que jugará la afición: "Cada partido de fútbol tiene una importancia masiva en gestionar emociones, y este aún más. El Camp Nou debe ser una caldera, una olla a presión desde el primer minuto, lo necesitamos a reventar, alertado y excitado. Que en los momentos complicados sean un apoyo incondicional". "Nosotros debemos actuar más con hechos que palabras", ha concluido.

Volver arriba