fcb.portal.reset.password

La derrota ante el Liverpool (4-0) no es un hecho habitual en Can Barça pero el resultado no debe generar preocupaciones si se tiene en cuenta el punto de pretemporada en la que se encuentra el equipo. "Se ha notado el mayor ritmo de sus jugadores pero, seguramente, en medio de la temporada sería difícil que hubiera este resultado", ha dicho Luis Enrique, explicando que "ha habido dos equipos con un ritmo muy diferente" y que "no ha sido nuestro mejor día para cometer errores". "Ante equipos de este nivel, esto penaliza", añadió.

Luis Enrique también ha valorado que se ha marchado al descanso con un 1-0 en contra cuando había habido tres ocasiones claras de Messi, Arda y Suárez. El técnico asturiano se ha mostrado positivo y ha destacado que "la buena noticia es que todo el mundo está bien y que nadie se ha lesionado". "Ahora tenemos más ganas de preparar el siguiente entrenamiento y partido. Tenemos que trabajar sobre los errores".

El preparador azulgrana ha asegurado que, tras jugar el Gamper de este miércoles, el equipo estará listo para jugar la Supercopa de España: "Hemos planificado esto y tenemos días más que suficientes para tener los jugadores en forma y ser competitivos".

Por otra parte, el técnico ha destacado el buen ambiente que se ha visto en las llenas gradas de Wembley y el reconocimiento que ha obtenido Luis Suárez procedente de la afición del Liverpool. "Ha sido muy bonito ver el cariño que le tienen los aficionados y, al principio, ha sido espectacular cuando dijeron su nombre".

Alfaro, satisfecho por jugar en Wembley

Jesús Alfaro, uno de los jugadores del filial que ha tenido minutos en Wembley, ha declarado lo siguiente: "Jugar en Wembley junto a los mejores jugadores del mundo siempre es un placer pero, aunque sea un amistoso, duele perder". "En el día a día vas cogiendo conceptos y siempre se aprenden cosas. Se intenta coger lo mejor de todos los jugadores, que es mucho". También ha hecho una valoración global de la pretemporada: "En el debut sentí satisfacción porque jugar en el mejor club del mundo es un sueño hecho realidad. Tenemos que ser realistas, toca volver al B y centrarnos en la temporada ilusionante que tenemos por delante".
Volver arriba