fcb.portal.reset.password

Leo Messi y Luis Suárez celebran un gol en el Camp Nou. | MIGUEL RUIZ - FCB

El Camp Nou vuelve a acoger una nueva jornada de Liga. Será la primera tras el anuncio de Luis Enrique de dejar el FC Barcelona a final de temporada. El Estadi será el escenario del segundo duelo de Liga consecutivo en tres días en una semana sacudida, también, por la remontada de los azulgranas en la clasificación, que se han situado líderes tras golear al Sporting y de aprovechar el empate del Real Madrid ante la UD Las Palmas. Esta situación ha dado moral al equipo, que ve como ya depende de sí mismo para revalidar la Liga un año más.

El Celta, el conjunto que visitará el Camp Nou, ha sido el último rival capaz de ganar el equipo de Luis Enrique en la Liga. De esto, sin embargo, ya hace cinco meses. Y es que, desde que cayó por 4-3 en Balaídos, el Barça no conoce la derrota en competición doméstica. Si ganara, acumularía una vuelta entera sin perder, que serviría para sumar la sexta victoria consecutiva y confirmar la línea ascendente de los culés. El Barça tiene como objetivo prioritario lograr los tres puntos para encarar con la máxima confianza la vuelta de los octavos de final de la Liga de Campeones ante el PSG, en el que tendrá que conseguir una remontada histórica si quiere pasar a la siguiente ronda de la competición.

Luis Enrique, que tras anunciar que se irá del Barça en verano se siente "aliviado y centrado hasta final de temporada", aseguró en rueda de prensa que el Celta "es uno de los equipos más difíciles de combatir y reclama toda nuestra atención". Y añadió: "Me obsesiona cerrar la etapa ganando títulos". Para este partido el técnico asturiano no podrá contar con André Gomes, por un proceso de malestar general y vómitos, ni con los lesionados Aleix Vidal y Mathieu. Masip, por decisión técnica, ha sido descartado.

El Celta, por su parte, llega a Barcelona tras empatar ante el Espanyol (2-2) en la última jornada y clasificado para los octavos de final de la Europa League. Los gallegos ocupan la 10ª plaza de la tabla y luchan por las posiciones europeas. Berizzo, que ha dicho que "se enfrentan a los mejores del mundo", no dispone para este partido de Pablo Hernández y Rubén Blanco, por lesión, ni de Fontàs, por sanción, y Lemos, Hjulsager y Sene, por decisión técnica. El Barça quiere tres puntos para mantenerse líder de la Liga y continuar con la racha de victorias.

Volver arriba
_satellite.pageBottom();