fcb.portal.reset.password

Arda Turant en una acción del partido de ida de la Supercopa de España ante el Sevilla | MIGUEL RUIZ - FCB

El Barça visita este domingo el siempre difícil estadio Ramón Sánchez Pizjuán (20.45 horas). Un estadio donde esta temporada es un fortín. Y es que el Sevilla cuenta todos sus partidos por victorias entre la Liga y la Liga de Campeones. En total, son siete victorias y es el único equipo de la Primera División que se mantiene invicto como local con cinco victorias consecutivas. Sus buenos datos en casa lo sitúan en la cuarta posición en la clasificación. El conjunto dirigido por Sampaoli ha superado al Espanyol (6-4), al Las Palmas (2-1), al Betis (1-0), al Alavés (2-1) y al Atlético de Madrid (1-0) en la Liga y el O.Lyon (1-0) y el Dinamo de Zagreb (4-0) en la Liga de Campeones.

A pesar de estos buenos números como local lo cierto es que sólo hay un equipo que ha sido capaz de asaltar el Sánchez Pizjuán esta temporada. Y este equipo es el FC Barcelona. Los de Luis Enrique se impusieron en el primer duelo oficial del curso en la ida de la Supercopa de España. Entonces, el Barça ganó por 0-2 gracias a los goles de Suárez y Munir. De hecho, el equipo de Luis Enrique ha ganado los últimos cuatro duelos de forma consecutiva ante el Sevilla. Después de ganar 2-1 en el Camp Nou en partido de Liga de la segunda vuelta el curso pasado, los azulgranas conquistaron la Copa del Rey por 2-0 en el Calderón en la final. Este año, aparte del triunfo en el Pizjuán también volvieron a superar el equipo de Sampaoli en el Camp Nou por 3-0 en la vuelta de la Supercopa. Un balance de cuatro victorias con nueve goles a favor y uno en contra.

Sin embargo, también hay que destacar, que para Luis Enrique es un reto ganar en el estadio andaluz. Y es que desde que es entrenador del FC Barcelona no ha podido ganar en partido de Liga. El curso 2014/15 el partido acabó en empate (2-2), mientras que el año pasado cayó por 2-1. Un partido que sirvió como punto de inflexión, ya que el equipo logró la mejor racha del Club y también a nivel estatal después de estar 39 partidos imbatido. De esta manera, el Barça quiere volver asaltar el Pizjuán en Liga después de dos años y quiere seguir siendo el verdugo esta temporada del Sevilla en su estadio, antes de afrontar un nuevo parón en la Liga por los compromisos internacionales.

Volver arriba
_satellite.pageBottom();