fcb.portal.reset.password

Rakitic celebra con Jordi Alba el primer gol del Barça / MIGUEL RUIZ - FCB

El Barça no ha podido sumar la victoria en su visita al Madrigal tras dejarse igualar un partido que dominaba 0-2 al descanso. El Villarreal ha sacado su orgullo propio para demostrar por qué en su estadio no gana casi nadie y ha conseguido neutralizar los dos goles de Rakitic y Neymar Jr en la segunda mitad. El punto, sin embargo, es positivo para los azulgranas, que, a pesar de empatar, amplían la diferencia hasta los 9 puntos respecto al segundo clasificado, el Atlético de Madrid, que este sábado tropezó. Una situación que deja el objetivo del título de Liga más cerca y que amplía la racha de imbatibilidad hasta los 39 partidos, o lo que es lo mismo, cinco meses sin conocer la derrota.

Por algo Luis Enrique avisaba en la previa del encuentro que este domingo el equipo azulgrana visitaba uno de los mejores equipos de la Liga. Y es que el Villarreal no ha dejado jugar con comodidad los azulgranas en ningún momento, y así lo ha demostrado nada más comenzar el partido, ya que ha querido mostrar de inicio su potencial. Con las mismas armas que el Barça, buscaban los de Marcelino hacer daño a los barcelonistas a través del control y la posesión del balón. Lo han conseguido durante los primeros minutos en una salida en tromba que ha sorprendido al Barça. Toda una declaración de intenciones de los locales.

Ventaja de dos goles

La primera ocasión de peligro llegó a los 50 segundos de juego en una acción que ha acabado con una autoremate de Arda Turan al palo y la posterior parada de Bravo sobre la misma línea de gol. Insistían los de la Plana, que no dejaban respirar a los azulgranas con dos acciones más. Por suerte, el Barça no ha perdido la calma y ha podido paliar el empuje local gracias a la pausa que han impuesto en el juego Sergio y Rakitic en la medular. Sobre todo de los pies del croata ha llegado ha llegado la respuesta culé. Primero, con un disparo desde la frontal, y más tarde, en una acción de pizarra con la que ha llegado el primer gol del partido. Messi ha centrado en el corazón del área y el rechace lo ha picado de primeras el croata para adelantar al conjunto azulgrana.

La dinámica del duelo había cambiado y los amarillos, ahora ya más calmados, veían como los azulgranas tenían el poder del balón. Con todo, sin embargo, no se rendían, y han estado a punto de empatar tras una buena combinación colectiva. En esta misma acción se ha pasado del posible 1-1 al 0-2 tras un excelente contraataque. Y es que cuando el tridente conecta con rapidez el rival poco puede hacer para detenerlo. Un pase al espacio de Messi ha acabado con un penalti sobre Neymar Jr que el propio brasileño ha transformado a lo Panenka. El 0-2 crispaba el Madrigal, que veía como su equipo marchaba perdiendo al descanso.

Se iguala el duelo

El paso por los vestuarios ha hecho cambiar la dinámica del partido. Aunque el Barça estaba tranquilo en el marcador, no lo estaba tanto en el juego, ya que no se encontraba tan cómodo como el último tramo de los primeros 45 minutos. El Villarreal mostraba su orgullo propio, liderado por un buen Denis Suárez y un Manu Trigueros que la acompañaba en la creación del juego. En este contexto del partido, Luis Enrique ha querido evitar riesgos y ha sustituido Gerard Piqué y Arda Turan, ambos con tarjeta amarilla. Sin embargo, pocos minutos después Denis Suárez ha iniciado la acción del primer gol amarillo después de que Bakambu aprovechara el rechace de la parada de Bravo a su disparo. El gol ha hecho crecer las esperanzas del conjunto dirigido por Marcelino García Toral -expulsado en la primera mitad por protestar -, que ha incrementado su peligro. El ritmo del juego ha aumentado considerablemente y los azulgranas intentaban paliarlo. Poco a poco el Barça volvía a tomar el control y el ritmo necesario, y de las botas de Neymar Jr ha estado a punto de llegar el 1-3 con un magnífico eslalon en el que se ha deshecho de tres defensores, en una acción de demostración de rapidez, físico y potencia, pero un inspirado Asenjo ha evitado el gol. Justo después de esta acción, en una salida de un córner ha llegado el empate a 2 con un tanto en propia puerta de Mathieu. Un gol con muy mala fortuna.

En este contexto el Villarreal ha crecido y ha buscado el tercer gol. El Barça, sin embargo, aunque ya no dominaba tanto, lo intentaba con el recurso del contragolpe, pero la suerte no estaba del todo de cara y las ocasiones se desvanecían gracias a un Asenjo muy atento. Las más claras las han tenido Rakitic y Suárez, pero sus disparos han marchado fuera por poco. Ya en la parte final del encuentro un inmenso Mascherano se ha vaciado para evitar una ocasión clarísima de Adrián. El marcador ya no se movería, y el Barça sumaba un punto clave para aumentar la distancia con el Atlético de Madrid y dejar el título de Liga más cerca.

Volver arriba
_satellite.pageBottom();