fcb.portal.reset.password

Sergi Roberto y Luis Suárez, dos de los jugadores más en forma del Barça / MIGUEL RUIZ - FCB

Sin excusas. El Barça afronta una de las visitas más complicadas de la Liga, con muchas bajas por lesión en la plantilla y después de una maratón de partidos -siete en 21 días- que ya termina. Ante el Sevilla, y en el Sánchez Pizjuán, los azulgranas tendrán que sobreponerse a todas estas circunstancias para sumar los tres puntos e intentar alcanzar el liderato antes del parón por compromisos de selecciones. Para ello, el Barça tendrá que ganar y esperar que no lo haga el Villarreal en su duelo a domicilio ante el Levante.

Como en las últimas semanas, el Barça arrastra una larga lista de lesionados. A las bajas de Rafinha -de larga duración-, Vermaelen, Adriano y Messi se sumó el martes la de Andrés Iniesta, que estará fuera del equipo durante unas semanas por una lesión en el bíceps femoral de la pierna derecha. La buena noticia para Luis Enrique, sin duda, es el alta médica de Claudio Bravo. El técnico, sin embargo, ha tenido que recurrir al filial, y ha citado a Gumbau y Cámara para completar la lista de convocados para el partido en el Sánchez Pizjuán.

En el bando sevillista, sin embargo, la situación no es mucho mejor. El técnico Unai Emery también tiene muchas bajas por lesión, aunque recuperará a Vitolo y Llorente para recibir al Barça. En cambio, el Sevilla no podrá contar con Beto, Banega, Carriço, Escudero, Kakuta, Nico Pareja y Rami, todos ellos por lesión.

Con estas circunstancias, Barça y Sevilla reeditarán un duelo que ya se vivió hace unas semanas, pero bien lejos de Sevilla y Barcelona. Fue en Tiflis y con la Supercopa de Europa en juego. En aquella ocasión los azulgranas se llevaron el título tras un partido apasionante que se decidió en la prórroga.

Los últimos precedentes juegan a favor del Barça, ya que no pierde en el Sánchez Pizjuán, en partido de Liga, desde hace ocho temporadas. Además, los andaluces no están haciendo un buen inicio de Liga: han ganado un partido, han empatado dos y han perdido tres. Con todo ello, el Barça buscará sobreponerse a las bajas y conseguir una victoria que lo sitúe provisionalmente al frente de la tabla.

Volver arriba