fcb.portal.reset.password

Messi (x2), Suárez y Munir, los goleadores en Ipurua / MIGUEL RUIZ - FCB

El FC Barcelona mantiene la velocidad de crucero y parece no tener freno. Superar el récord estatal de partidos seguidos sin perder no ha aflojado el ritmo del equipo de Luis Enrique, que ha vuelto a exhibir un juego completo e inteligente, en un estadio difícil y ante un rival valiente. Porque, a pesar del resultado (0-4), que significa el triunfo número 36 de forma consecutiva, el Eibar ha salido a Ipurua sin complejos, especialmente en la primera mitad. Pero Leo Messi, que ha vuelto a liderar el juego, ha sido demasiado Messi para los vascos: ha sido clave en el primer gol de Munir (7'), ha hecho el segundo cuando los de José Luis Mendilibar más creían en el empate (41') y el tercero con un penalti ejecutado con un toque suave (76'). Suárez, también en la segunda mitad, ha redondeado el resultado con el gol 100 del tridente.

Un triunfo merecido para seguir comandando la tabla con firmeza. Porque, salvo unos momentos de presión local en el primer tiempo, los azulgranas han dominado el balón, el juego y el ritmo del enfrentamiento desde el primer minuto. La lluvia en Ipurua no ha sido un impedimento para los catalanes, que han aprovechado la climatología para practicar un juego rápido y peligroso. Con la sensación de saber cómo hacer daño en un campo de dimensiones reducidas, rápidamente el Barça ha roto la presión de un rival que ha querido jugar con pases milimétricos. De hecho, en una acción teóricamente inofensiva -un servicio de banda en medio del campo-, Leo Messi se ha inventado un pase en largo hacia Suárez, situado en la parte derecha del ataque y cerca de la línea de fondo. El uruguayo, con su cuarta asistencia en los últimos seis partidos de Liga, ha puesto el esférico hacia el interior del área para que Munir pusiera la bota y abriera la lata con su séptimo gol de la temporada (0 -1, 7').

Y así se ha empezado a gestar el triunfo azulgrana. Entero y metido en un partido con un ritmo altísimo, el Barça ha llegado varias veces al área antes del gol de Messi. Primero ha sido Suárez, que ha recibido un pase largo de Alba, pero ha disparado desviado ante Riesgo (10'). Luego, Munir, que ha disparado un poco desviado desde el interior del área (31').

Messi frena el auge del Eibar

A pesar de dominar el juego, el Barça ha pasado unos minutos en los que la buena sintonía defensiva y la falta de efectividad del Eibar han sido importantes. Un par de jugadas han estado cerca de volver a poner el empate, con un centro de Juncà que ha rematado Escalante (32'), una jugada confusa dentro del área que ha acabado con un rechazo de Sergio que casi acaba dentro (39') y un cabezazo de Capa que se ha marchado fuera (40'). Pero en un contragolpe del Barça, que ha comenzado, precisamente, con una pérdida de Capa, Munir ha cedido el esférico hacia el '10' del Barça, que ha ampliado distancias con un gol marca de la casa. Ha conducido desde el centro del campo hasta la frontal, ha hecho un par de recortes, ha buscado el espacio y ha marcado con un tiro cruzado (0-2, 41') antes del descanso.

100 goles del tridente

Ya con el 0-2, el Barça ha tirado de paciencia tras el paso por vestuarios. Con el partido muy cuesta arriba para el Eibar, los de Luis Enrique han esperado su momento para matar el enfrentamiento. Y ese momento ha llegado a quince minutos para el final, en un penalti a favor que, esta vez sí, ha subido al marcador. No era fácil, ya que Messi ha chutado por el centro, con un toque suave con el interior y consciente de que el portero se tiraba a su izquierda (0-3, 76'). Con los tres puntos en el bolsillo, la victoria ha sido redondeada con un gran gol de Suárez, el 100 marcado por uno de los miembros del tridente azulgrana. En una pérdida de los locales y un toque de primeras de Sergi Roberto, el uruguayo ha iniciado una jugada brillante con un túnel a Capa, que ha acabado con un disparo cruzado y con el 0-4 en Ipurua (83'). Triunfo meritorio, pues, de un conjunto que de momento se está mostrando imparable, en un estadio siempre complicado, que permite a los de Luis Enrique mantener la racha y estar más cerca del objetivo de la Liga.

Volver arriba
_satellite.pageBottom();