fcb.portal.reset.password

Rubi, en un entrenamiento del Barça el curso 2013-14 / MIGUEL RUIZ-FCB

En el Ciutat de València, el Barça buscará este domingo (12.00 horas) la victoria ante un Levante colista y con mucha necesidad de puntos. El entrenador del conjunto granota es Joan Francesc Ferrer 'Rubi', que debuta este curso en Primera División después de un pasado reciente en el cuerpo técnico azulgrana. Aunque no llegó a sentarse en el banquillo del Camp Nou, el nombre de Rubi se asocia a la campaña 2013/14. Esta experiencia en Can Barça, más dos fases de promoción de ascenso con el Girona y el Valladolid lo han avalado para debutar en Primera División con el Levante.

Segunda B, agencia de viajes y Girona

Después de una etapa dirigiendo el club del Grupo III de Segunda B como Sabadell, Espanyol B, Ibiza y Benidorm, Rubi se planteó en 2010 dejar el mundo de los banquillos y centrarse en el negocio familiar -una agencia de viajes-. El de Vilassar de Mar, sin embargo, recibió una llamada desde Girona para formar parte, como analista, del cuerpo técnico del equipo de Montilivi. Terminó aquella temporada 2011/12 haciendo de segundo entrenador de Yosu Uribe y de Javi Salamero y, el siguiente curso 2012/13, pasó a ser el primer entrenador. En su estreno en la categoría de plata, superó las expectativas y condujo a los gerundenses hasta la promoción de ascenso. Ese rendimiento captó la atención de Tito Vilanova, que lo fichó como asistente de un cuerpo técnico en el que Jordi Roura era el segundo entrenador.

Su llegada al Barça fue convulsa, ya que al principio de pretemporada Tito Vilanova tuvo que renunciar al cargo de entrenador por enfermedad. El sustituto fue Tata Martino, que llegó acompañado de Jorge Pautasso. Rubi, un especialista en las jugadas de estrategia, vivió toda aquella temporada en el cuerpo técnico pero el siguiente curso 2014/15 salió del Barça para dirigir el Valladolid, que se quedó sin ascenso en el play-off.

Debut en Primera

Esperando la oportunidad de entrenar un equipo de Primera División, Rubi no se comprometió este verano con el Elche y, a finales de octubre, le llegó la opción de un Levante de Lucas Alcaraz que era el último clasificado en la jornada 9. Al frente del conjunto valencianista, Rubi ha obtenido tres victorias, dos empates y ocho derrotas. Esta trayectoria provoca que el Levante siga siendo el último clasificado de la Liga y que el mercado de invierno se haya tenido que reforzar duro con el italiano Giusseppe Rossi (Fiorentina) y el colombiano Mauricio Cuero (Banfield), el argentino Lucas Orbán (Valencia), el argelino Carl Medjani (Tranzonspor) y un jugador formado en la cantera azulgrana como Joan Verdú, que militaba en la Fiorentina.

Verdú, en su primer día como jugador del Levante, conversando con su nuevo entrenador. / levanteud.com

Volver arriba