fcb.portal.reset.password

Dani Alves, durante el amistoso jugado en Florencia el verano de 2008 / MIGUEL RUIZ - FCB

El FC Barcelona visita este domingo, 2 de agosto, el Estadio Artemio Franchi de Florencia, en el que será el último partido de la International Champions Cup. A partir de las 21h, los hombres de Luis Enrique se enfrentarán a la Fiorentina, que la temporada pasada terminó en cuarta posición en la Liga italiana, y cayó en las semifinales tanto en la Europa League (contra el Sevilla) como en la Coppa Italia (ante la Juventus).

El último amistoso entre azulgranas y violetas se jugó en verano de 2008, en el tercer partido de pretemporada del equipo que hacía pocas semanas había empezado a dirigir Pep Guardiola. En aquella ocasión, los culés se impusieron por 1-3 en el Estadio Artemio Franchi, con goles de Puyol, Jeffren y Bojan, mientras que Pazzini marcó el único gol local.

Tres victorias en tres precedentes oficiales

En cuanto a los partidos oficiales, ambos equipos se han visto las caras en seis ocasiones en Europa. Para encontrar el primer precedente hay que remontarse hasta la temporada 1964/65, en la eliminatoria de 32ª de final de la Copa de Ferias. En el partido de ida, disputado el Camp Nou, los italianos ganaron por 0-1, pero el Barça que entonces dirigía César Rodríguez dio la vuelta a la eliminatoria al imponerse por 0-2 en Florencia, con dos dianas de la extremo peruano Juan Seminario.

La segunda eliminatoria entre catalanes e italianos se disputó en la temporada 1996/97, con Bobby Robson dirigiendo desde el banquillo. Fue en las semifinales de la Recopa de Europa, y en la ida, jugada en Barcelona, el resultado fue de 1-1 (goles de Nadal y Batistuta). En la vuelta, las dianas de Couto y Guardiola le daban al Barça el billete para la final de la Recopa (0-2), que acabaría levantando tras superar el PSG en la final.

El último precedente oficial es el de la campaña 1999/00, en la fase de grupos de la Liga de Campeones. En el partido disputado en el Camp Nou, los hombres de Louis Van Gaal ganaron por 4-2, gracias a los goles de Rivaldo (2), Luis Enrique y Figo, mientras que en el Artemio Franchi el resultado fue de 3-3 . En aquella ocasión, el Barça ya estaba clasificado para la siguiente ronda de la Champions, y el resultado era intrascendente. De aquel partido, más allá de las dianas de Rivaldo (2) y Figo, ha quedado en la memoria el golazo de tijera desde fuera del área del local Mauro Bressan.

Volver arriba