fcb.portal.reset.password

Messi lucha con Hernán Pérez por el balón / MIGUEL RUIZ -FCB

Luis Enrique ya avisó antes del derbi catalán de Primera. El Espanyol no sería fácil, menos aún con Constantin Galca de entrenador, y presionarían cada vez que perdieran la pelota. Y así ha sido durante los 90 minutos de partido, en el que el FC Barcelona no ha podido superar a los periquitos sobre el césped el RCDE Stadium y suman un empate en un derbi intenso que no ha tenido ganador.

Como era previsible, no lo ha tenido fácil el Barça para combinar, ante un equipo en el que la intensidad, el empuje y la fuerza empleada han cortado el ritmo que querían imponer los de Luis Enrique. En un derbi de alto voltaje desde el primer minuto hasta el último, los azulgrana han tenido la posesión, han controlado el esférico y han disfrutado de alguna oportunidad, pero no han podido perforar la portería de Pau López para llevarse el triunfo, el primero del 2016. Y eso que han tenido alguna de clara, pero la defensa, el travesaño o la mala fortuna se han cruzado en el camino del gol.

La primera ocasión de la primera mitad, la más temprana, ha llegado en el minuto 8, en un centro en el interior del área que Alba ha enviado fuera por muy poco. La segunda, en una jugada extraordinaria que un defensa ha sacado desde el área pequeña, tras una acción individual de Neymar y una pared con Messi (18'). Un argentino que se ha topado con la cruceta, en una falta directa desde la frontal que ha engañado a Pau López (35'). La última justo antes del descanso ha sido para Andrés Iniesta, que ha visto como Javi López, en el momento del disparo ante el portero perico, ha desviado el esférico providencialmente (43').

A pesar de estas cuatro ocasiones peligrosas por parte del Barça, el Espanyol también se podría haber avanzado durante el primer tiempo. La alta línea de presión empleada durante los primeros minutos, de la que ya había hablado Luis Enrique, ha estado a punto de surgir efecto y, en un saque de esquina fruto de una recuperación, Gerard Piqué ha tenido que aparecer para desviar muy cerca de la línea de gol un cabezazo de Alvaro (25').

Más derbi, más ocasiones

Unos diez minutos de auténtica vorágine ofensiva tras el paso por vestuarios activaron aún más a los dos equipos, que han salido con las pilas más cargadas. Los de Luis Enrique han continuado manteniendo la posesión del esférico y han salido a buscar a Pau López con ganas. Y a punto han estado de superarlo. El Espanyol, por su parte, con recuperaciones y a la contra, también ha hecho trabajar a la defensa azulgrana, como en una jugada rápida de Hernán Pérez, pero su disparo cruzado se ha marchado rozando el poste (51').

Antes, sin embargo, el Barça ya había enseñado las garras. Primero Suárez ha centrado hacia Neymar y Víctor Álvarez ha tapado el remate. Pocos minutos después, un disparo de Messi ha acabado en córner (49'). Tras el susto de Hernán Pérez, Luis Suárez ha recortado a la defensa y al portero, pero su remate, el que podría haber inaugurado el marcador, se ha topado con la base del poste (54').

Aunque el ritmo ha aflojado después de este frenético inicio de segundo periodo, el partido ha continuado en un puño. Y una jugada acrobática y peligrosa de Neymar desde prácticamente la frontal ha iniciado los últimos quince minutos de derbi, en el que el Barça se ha topado una y otra vez con el buen posicionamiento defensivo de los locales, mientras que el Espanyol ha buscado la contra. La más clara, la que podría haber decantado el partido ya en el 90, tras una recuperación de Javi López que ha buscado a Marco Asensio en el centro, pero el esférico ha salido fuera para mantener el empate a cero inicial en un derbi catalán, el primero en once días, que ha inaugurado este 2016.

Volver arriba
_satellite.pageBottom();