fcb.portal.reset.password

Luis Enrique, dando instrucciones en la banda / FOTO: MIGUEL RUIZ-FCB

Siempre hay una primera vez. Para Luis Enrique su primera eliminatoria no superada llegó este miércoles, en Madrid (2-0), un año y once meses después de su presentación como técnico azulgrana en mayo del 2014.

Hasta ahora el balance del técnico asturiano, finales al margen, había sido impecable. El total de las 13 eliminatorias disputadas se habían resuelto con clasificación para la siguiente fase de la competición, lo que explica, entre otras cosas, el triplete logrado la temporada pasada.

Ocho en Copa, cuatro en Champions y una en el Mundial de Clubes

La mayoría de estas eliminatorias exitosas se han producido en la Copa del Rey, donde el FC Barcelona de Luis Enrique sigue invicto. Entre el curso pasado (Huesca, Elche, Atlético de Madrid y Villarreal) y el actual (Villanovense, Espanyol, Athletic Club y Valencia) el equipo dirigido por el asturiano acumula ocho clasificaciones consecutivas, que le llevaron a levantar el título el año pasado y le han situado en la final del próximo 22 de mayo.

También en la Liga de Campeones los registros eran inmejorables. El equipo superó a Manchester City, PSG y Bayern de Múnich para alcanzar la final de Berlín hace un año y este año se había dejado atrás al Arsenal antes de caer contra el Atlético de Madrid en los cuartos.

La otra eliminatoria superada con Luis Enrique corresponde al Mundial de Clubes. La única de las 13 a partido único, la semifinal contra el Guangzhou Evergrande, se resolvió con un contundente 3-0 en Yokohama.

Ahora el contador se vuelve a poner a cero. Cualquier culé firmaría volver a acumular más de una docena de eliminatorias superadas de forma consecutiva.

Volver arriba
_satellite.pageBottom();