fcb.portal.reset.password

Messi, Iniesta, Sergio, Alves y Piqué, con la copa jutso después del partido / MIGUEL RUIZ - FCB

La victoria del pasado domingo ante River Plate en la final del Mundial de Clubes de este 2015 permitió demostrar una vez más la hegemonía del FC Barcelona a nivel internacional. La Entidad barcelonista ya suma en sus vitrinas tres Mundiales en seis años y, por tanto, es el equipo con más Mundiales de Clubes: Abu Dabi (2009) y Yokohama (2011 y 2015). En estas tres citas nunca han faltado cinco actuales jugadores de la primera plantilla: Gerard Piqué, Andrés Iniesta, Dani Alves, Sergio Busquets y Leo Messi.

Estos cinco futbolistas son los únicos jugadores del mundo que pueden presumir de haber ganado tres veces el Mundial de Clubes. Además todos ellos han tenido un protagonismo destacado en la consecución de los tres títulos.

El protagonismo de los cinco elegidos

Leo Messi es, sin duda, el jugador más imprescindible en estas tres finales. El astro argentino puede presumir de haber marcado en todas ellas: contra el Estudiantes de la Plata (2009) con el gol que dio, introduciendo el balón con el pecho, el título (1-3); contra el Santos (2011) con dos de los cuatro goles (0-4); y contra el River Plate (2015) con el gol que abría la lata (3-0). Además, con este último gol el '10' azulgrana ha empatado en la cabeza de la clasificación de máximos goleadores con su compañero Luis Suárez y su compatriota, César Delgado, ex jugador del Monterrey mexicano, todos ellos con cinco goles.

El crack argentino, además, también ha marcado el segundo gol más rápido de un jugador saliendo del banquillo. Fue en las semifinales del Mundial de Clubes de 2009 contra el Atlante mexicano, en el que el delantero marcó cuando llevaba poco más de un minuto en el terreno de juego. El azulgrana también fue galardonado a nivel individual con dos trofeos como mejor jugador del torneo (2009 y 2011) y uno como segundo mejor jugador (2015).

La aportación de Piqué, Iniesta, Alves y Sergio también merece ser destacada. Esto lo demuestra su protagonismo en las tres finales disputadas. En todas ellas, los cuatro jugadores salieron en el once inicial. Sólo hay una excepción: Iniesta estuvo ausente en la final del 2009 ante el Estudiantes pero participó en las semifinales contra el Atlante. Además, en esta semifinal ante el conjunto mexicano, Sergio marcó el primer gol azulgrana y que sirvió para empatar el partido.

Volver arriba
_satellite.pageBottom();