fcb.portal.reset.password

Luis Enrique, en la sala de prensa de la Ciudad Desportiva / MIGUEL RUIZ - FCB

Luis Enrique ha comparecido este viernes en la sala de prensa de la Ciudad Deportiva Joan Gamper antes del duelo contra el Las Palmas. Sin mucho tiempo para analizar el último partido contra el Celta, el asturiano espera que "la derrota en Vigo sirva de estímulo" para volver a los buenos resultados. El técnico azulgrana es consciente de que hay que mejorar en muchos aspectos, pero es cauto: "Lo que miramos es cuánto genera el equipo ofensivamente para hacer valoraciones. En cuanto a la efectividad, nos está costando más de lo normal". En este sentido, además, ha sido claro: "No tengo ninguna duda de que es un dato pasajero, el equipo hará goles".

El técnico ha reconocido que el equipo tiene que mejorar defensivamente y recibir menos goles. En este aspecto, ha defendido a sus porteros: "Sería muy fácil decir que son errores individuales, pero lo valoramos en el ámbito colectivo". "Los goles no los encajan los porteros, sino todo el equipo", ha añadido al respecto.

Tras la última jornada el Barça ha perdido el liderato, y Luis Enrique lo ha valorado: "Cualquier posición que no sea la primera, no es la que queremos". Este sábado, a las 16 horas en el Camp Nou, el Barça tiene la oportunidad de volver al camino de la victoria. Para el duelo ante el Las Palmas, el técnico ha informado de que Jordi Alba y Sandro se han entrenado con el grupo y probablemente estarán en condiciones para entrar en la lista de convocados. Además, ha valorado la aportación de Sergi Roberto: "Vuelve a ser una buena opción en el centro del campo; no vamos sobrados en la posición de interior, y él puede volver".

Paco Herrera: "Tenemos que ser nosotros mismos"

El técnico de la UD Las Palmas, Paco Herrera, confesó que su gran preocupación es que el equipo "no se bloquee" porque juega contra el FC Barcelona: "Tenemos que ser un equipo compacto, intentar tener el balón y hacerles correr para tener más posibilidades de puntuar en el Camp Nou", confesó Herrera, para quien una de las claves será "mirar cara a cara al rival". El entrenador catalán espera un Barça "herido" tras la derrota en Balaídos.

Volver arriba