fcb.portal.reset.password

Alves celebra la Liga 2009/10 sobre el césped del Camp Nou / MIGUEL RUIZ - FCB

Si la historia se repite, el FC Barcelona se proclamará campeón de Liga este próximo sábado contra el Granada, en la última jornada de la Liga BBVA. El porqué se explica con los resultados finales que se han dado en los cinco precedentes en el que sólo el FC Barcelona y el Real Madrid han llegado con opciones matemáticas de ganar la competición doméstica en el último partido. Y es que en los cinco, la imagen ha sido la misma: los azulgranas guardando en su vitrina de trofeos la Copa de campeones de la Liga.

Tenerife, talismán azulgrana

A pesar de no ser las más recientes, las Ligas más recordadas por los culés fueron las popularmente denominadas como las de Tenerife. En ambas, el Madrid llegaba líder a la última jornada, con un punto de margen sobre el FC Barcelona de Johan Cruyff. Y, en ambas, el Tenerife era el rival de un Madrid que vio como la Liga se escapaba tras perder las dos veces en el Heliodoro Rodríguez López.

La temporada 1991/92, el equipo canario dio la vuelta a un 0-2 y terminó ganando por 3-2 al Madrid (54 puntos), mientras que el Barça (55 puntos) venció 2-0 al Athletic y acabó celebrando la Liga. La 1992/93, los blancos volvieron a perder (57 puntos), esta vez por 2-0, mientras que el Barça (58 puntos) superó a la Real Sociedad por la mínima (1-0).

El Barça vivió muy pendiente de lo que pasaba en Tenerife a través del transistor / ARCHIVO FCB

La más parecida

Pero si en las de la temporada 1991/92 y 1992/93 el Barça llegó a la última jornada por debajo del Madrid en la clasificación, en la del 2009/10 la situación era inversa. En la más reciente de los cinco precedentes históricos, el FC Barcelona de Pep Guardiola tenía un margen de un punto respecto a su perseguidor en el último partido de la Liga, como ocurre esta temporada.

Los azulgranas (99 puntos) no desaprovecharon la ventaja y golearon al Valladolid (4-0) con un auténtico festival para cerrar una Liga casi perfecta: una derrota, seis empates y 31 victorias. El Madrid de Pellegrini (96 puntos), desmotivado por las noticias y el resultado del Camp Nou, empató en Málaga (1-1).

El Barça venció al Valladolid con un gol en propia puerta, uno de Pedro y otros dos de Messi / MIGUEL RUIZ-FCB

Dos más en blanco y negro

Esta situación se vivió en la primera Liga de la historia (1928/29), que también se decidió en el último sprint. El Real Madrid (23 puntos) perdió contra el Atlético (2-0) y el Barça lo aprovechó para atraparlo con un 4-1 contra el Real Unión. Los azulgranas, que tenían un partido aplazado contra el Arenas Getxo, lo jugaron, lo ganaron (0-2) y se llevaron el primer título con 25 puntos.

No fue hasta treinta años después cuando los dos equipos se volvieron a jugar el título en la última jornada de la Liga 1959/60. El Barça (5-0 contra el Zaragoza) y el Madrid (0-1 contra el Las Palmas) ganaron sus partidos y alcanzaron los 46 puntos. El gol average particular también estaba empatado y, por tanto, se decidió teniendo en cuenta el general. En aquella época, sin embargo, se hacía dividiendo los goles marcados por los recibos, no restando como se hace ahora. Así pues, el Barça se llevó el título con un gol average superior (86 goles marcados y 28 de recibos, por los 92 goles marcados y 36 de recibos de los blancos).

El Barça 1928/29, en el último partido de esa Liga / ARCHIVO FCB

Volver arriba
_satellite.pageBottom();