fcb.portal.reset.password

Luis Suárez ha celebrado su vigésimo gol en la Liga y el 36º este curso / MIGUEL RUIZ-FCB

En un partido sin brillo y ante un Levante bien situado en el terreno de juego, el Barça ha sabido aprovechar una acción fortuita y un tanto en el tiempo de descuento para llevarse la victoria del Ciutat de València, liderar la clasificación en solitario -con tres puntos más que el Atlético de Madrid y con un partido menos- y mantener una racha positiva que ya se alarga hasta los 28 partidos sin perder.

El Levante ha mostrado un planteamiento atrevido para defender el ataque azulgrana. Ha intentado frenar las combinaciones de los centrocampistas barcelonistas con el tridente y, a la hora de sacar el balón, ha tenido suficiente paciencia para crear ocasiones de gol. El Barça, sin embargo, ha sabido encontrar un resquicio en la banda izquierda cuando Iniesta ha asistido a Jordi Alba. El lateral, desde la línea de fondo, ha centrado un balón que ha topado con el cuerpo de David Navarro y que ha acabado en el fondo de la red.

Esta acción fortuita a los veinte minutos de juego ha significado una noticia más que positiva para un Barça que también pudo marcar con un disparo de Neymar Jr parado por Mariño y con un remate a bocajarro de Suárez. Con el marcador en contra, los de Rubi no se han debilitado. Rossi y Deyverson se han mostrado inspirados en ataque, Verza ha probado fortuna en un disparo de falta y Morales ha estrellado el balón al palo.

Con el 0-1 se llegó al descanso y la incertidumbre ha estado presente a lo largo de toda la segunda mitad. Con el viento afectando la circulación del balón, los de Luis Enrique se han mostrado sólidos en defensa ante un conjunto 'granota' colista en la clasificación pero voluntarioso sobre el césped. La afición del Ciutat de València ha soñado con el empate, pero Bravo sólo ha tenido que intervenir en un disparo de Rossi desde la frontal, y la entrada de Mauricio Cuero -delantero colombiano aterrizado en Valencia este invierno- tampoco ha aportado más peligro de la cuenta.

En la otra área, Mariño ha tenido que desviar un remate de cabeza de Rakitic tras un córner. El portero local no ha podido evitar la segunda y última diana del partido, obra de Luis Suárez. El uruguayo, que es el pichichi de la Liga y que ya suma 36 goles este curso, no ha fallado dentro del área para rematar al fondo de la red la última jugada de un partido que acaba con el mejor premio posible: los tres puntos.

Volver arriba