fcb.portal.reset.password

Gol de Messi con dedicatoria en el Calderón / MIGUEL RUIZ-FCB

Bajo control. Fue una auténtica demostración de fuerza en el Calderón. El Barça dominó de principio a fin, con un 68% de la posesión. Preciso con el balón, se mostró intenso en la recuperación. La mejor versión del Barça a nivel colectivo, en una plaza durísima.


Mentalidad de campeón. Para vencer en el Calderón, los hombres de Luis Enrique tuvieron que sobreponerse a las adversidades. De entrada, a las bajas en defensa. En la primera parte tuvo además un travesaño, dos manos en el área contraria y la lesión de Vermaelen, mientras que al principio de la segunda recibió un gol. Y a pesar de todo, se llevó los tres puntos del Calderón.


Acción y reacción. El inesperado gol de Fernando Torres en el minuto 51 no hizo tambalear los planteamientos del Barça. Lejos de ponerse nervioso, el equipo reaccionó con personalidad y tres minutos más tarde empataba con un sensacional lanzamiento de falta. De este modo, impedía que el Atlético jugara con el marcador a favor, una situación que resuelve de maravilla.


Lionel Andrés Messi. La sorpresa de las alineaciones fue la suplencia del astro argentino. El viaje transoceánico para jugar con Argentina y la flamante paternidad habían impedido que se entrenara con el equipo esta semana. Messi entró en el terreno de juego en el minuto 59 y cambió el partido. El '10' asumió la responsabilidad ofensiva culé y marcó el 1-2 definitivo.


Nueve de nueve. Los tres puntos en el Vicente Calderón son de oro. De este modo, tras el triunfo en la primera jornada en San Mamés, salda con éxito otra salida complicada. Todo ello, sumado al 1-0 al Málaga en el Camp Nou, hacen que el Barça acumule nueve puntos en tres jornadas.

Volver arriba