fcb.portal.reset.password

Messi controla el balón ante la presión de Foulquier durante el partido del curso pasado en Granada / MIGUEL RUIZ - FCB

El Granada será el último rival que tendrá que superar el FC Barcelona para ser campeón de Liga por segunda vez consecutiva, la sexta en ocho temporadas, y seguir con la hegemonía clara en esta competición. Los azulgranas visitan el estadio Los Nuevos Cármenes este sábado (17 horas) con el objetivo de sumar los tres puntos, y son conscientes de que no dependen de nadie para ser campeones. Pero el conjunto andaluz, a pesar de estar salvado, competirá al máximo, y más ante su afición, que ha visto como su equipo ha mejorado en este tramo final de la temporada. Desde que José González ocupó el lugar del destituido Sandoval en el mes de febrero los granadinos no han perdido ningún partido en casa, con un balance de dos victorias -Sporting (2-0) y Levante (5-1) - y tres empates -Espanyol (1-1), Rayo (2-2) y Málaga (0-0).

En Granada juegan tres jugadores con pasado reciente azulgrana: Lombán, Rochina y Isaac Cuenca. El central azulgrana estuvo una temporada en el Barça B bajo las órdenes de Eusebio Sacristán (2012/13), mientras que Rochina jugó durante tres cursos en el filial azulgrana precisamente con Luis Enrique como técnico (2008-2011). Isaac Cuenca, además de militar en las filas del Barça B (2011/12), tuvo oportunidades en el primer equipo con Guardiola de entrenador, aunque las lesiones no le permitieron tener continuidad las temporadas siguientes.

Precedentes positivos en Los Cármenes

Granada y Barça se han encontrado en la Liga muchas veces a lo largo de la historia. Pero desde el 1975 hasta el 2011 el conjunto andaluz no pudo volver a subir a la Primera División. Eso sí, desde su regreso a la máxima categoría del fútbol estatal se ha mantenido firme y siempre ha sellado la permanencia. De esta manera, los azulgranas han viajado cuatro veces en Granada, y el balance es positivo con tres victorias y una derrota: 0-1 (2011/12), 1-2 (2012/13), 1-0 (2013 / 14) y 1-3 (2014/15). Sin embargo, las victorias en terreno andaluz se han tenido que trabajar, y mucho. Así pues, el partido de este sábado es una final a 90 minutos en la que la Liga estará en juego.

Volver arriba