fcb.portal.reset.password

Claudio Bravo, contra Messi y Mascherano en la final de la Copa América / FCB

Protagonismo azulgrana en la final de la Copa América. Y es que, pase lo que pase durante el partido del Estadio Nacional de Santiago de Chile, la copa de campeones de la máxima competición americana de selecciones será levantada por un azulgrana. Leo Messi o Claudio Bravo. Claudio Bravo o Leo Messi. Sólo uno de los dos, como capitales de los dos combinados finalistas, será actor principal de la imagen.

La Argentina de Messi y Mascherano y la Chile de Bravo tienen esta noche (22.00h, hora local) una cita con la historia. En el campeonato de selecciones más antiguo del mundo, los dos equipos buscarán la victoria para cumplir sus objetivos. Por parte chilena, ganar ante su afición y coronar una generación dorada de futbolistas. Por parte argentina, romper una racha negativa de 22 años sin ganar ningún título de selecciones, en la segunda final consecutiva que disputa este grupo de futbolistas tras la final del Mundial de Brasil.

Chile, sin miedo

La selección chilena tiene la oportunidad histórica de conseguir su primer título de la Copa América. Hasta cuatro veces ha jugado la final, pero nunca se ha proclamado campeón. Esta vez, jugarán con la presión ambiental a favor, con el apoyo de un público entregado con una generación dorada de futbolistas. Desde el portero del Barça y capitán del combinado, Claudio Bravo, hasta Medel, Alexis Sánchez o Arturo Vidal. El delantero Eduardo Vargas, con cuatro dianas, es el máximo anotador de la competición y espera mantener esta meta.

La anfitriona de esta edición de la Copa América no lo tendrá fácil. Sin embargo, jugarán sin miedo. El entrenador Jorge Sampaoli ya ha asegurado que no piensa cambiar su juego: "El equipo saldrá a por todas. Después analizaremos si hemos conseguido o no lo que queríamos, pero la forma de jugar no variará".

La mejor arma de Argentina

Argentina también quiere coronarse como campeona de América. El objetivo es volver a levantar un trofeo de selecciones, tras 22 años de sequía. El último fue, precisamente, una Copa América, en 1993. Ahora, después de tres finales perdidas de esta competición, la albiceleste tiene una nueva oportunidad.

Con un equipo joven, pero experimentado y con mucha calidad, que ya llegó a la final del Mundial de Brasil, a pesar de perderlo, y en que, por encima de todo, destaca un nombre propio: el de Leo Messi. La estrella azulgrana buscará conseguir su primer título con la absoluta de su país, diez años después de ganar el Mundial Sub-20. Una buena forma de seguir afianzando su corona de mejor jugador del mundo y de cerrar una temporada histórica con el Barça.

También inauguraría su palmarés con la selección argentina Javier Mascherano, pieza fundamental del equipo del 'Tata' Martino y alma de esta selección. Garay, Marcos Rojo, Agüero o Di María también intentarán hacer posible que Argentina, invicta contra Chile en los 24 partidos de Copa América en los que se han enfrentado (18 victorias y 6 empates), haga enmudecer el Estadio Nacional en una final de selecciones teñida de claro color azulgrana.

Volver arriba